*

Viernes 23 de Junio, 2017     |     Veracruz.
Suscríbete



Notas recientes

Esta empresa se enfrentó a Carlos Slim y al Gobierno

El Financiero   /   
 Martes, Marzo 14, 2017

   

En la historia de la empresa Tele Fácil paradójicamente nada ha sido sencillo. Desde 2013 cuando obtuvo su título de concesión para el uso de una red pública por 30 años, a la fecha, la firma no ha podido ofrecer los servicios de telefonía fija, móvil, internet y TV por cable que le permite esa licencia en la Ciudad de México, Guadalajara, Monterrey y el municipio de La Soledad en Zapopan, Jalisco.

Esto debido a que no ha podido interconectarse a la red de Telmex, de la que requería para echar a andar el proyecto con el que pretendía entrar al mercado mexicano e implicaba la instalación de una plataforma para ofrecer servicios de teleconferencia.

En agosto de 2013 Tele Fácil negoció con la subsidiaria de América Móvil eliminar los costos por portabilidad e interconectarse a través de una red de tránsito, que en esta caso sería a través de Nextel, a fin de evitar pagar altos precios por el servicio. Sin embargo esto no ocurrió.

Con este antecedente, en noviembre de 2014, el IFT obligó a Telmex y a Tele Fácil a interconectar sus redes y suscribir el convenio en 10 días hábiles, lo que tampoco sucedió porque al momento de intentar signar el contrato, éste sólo daba validez al acuerdo para un periodo de 20 días, cuando originalmente la vigencia debía ser de tres años.

Así, en 2015 el IFT resolvió que sólo tenía competencia como regulador en interconexión y portabilidad, pero que en lo que correspondía al convenio que no se firmó el Instituto no podía resolver los conflictos entre Tele Fácil y Telmex.

Fuentes de Tele Fácil aseguran que la interconexión con la red de la familia Slim no se concretó, porque se cambiaron las condiciones iniciales del pacto original.

Telmex argumentó que la interconexión a sus redes no se concretó por falta de información técnica y debido a que Tele Fácil pretendía recibir una tarifa hasta 610 por ciento superior a la que el regulador determinó en el 2014.

Esta tarifa debía pagarla tanto Tele Fácil como Telmex, razón por la cual la subsidiaria de América Móvil no la aceptaba, porque si bien significaba más ingresos, también supondría un mayor gasto.

“Telmex y Telnor han reiterado asimismo a Tele Fácil en diversas ocasiones proceder a la interconexión de su empresa, independientemente de que la autoridad reguladora resuelva lo relativo a las tarifas de interconexión aplicables”, señaló la empresa en 2015.

Esto llevó a Tele Fácil a interponer el año pasado una demanda contra el Gobierno mexicano por poco más de 500 millones de dólares más intereses por las pérdidas sufridas ante daños y omisiones del regulador, y el reclamo de que no ha podido obligar a Telmex a acatar su decisión.

En la demanda contra el Gobierno federal los propietarios de Tele Fácil, Jorge Luis Blanco y Joshua Dean Nelson, presentaron en México una notificación de intención para iniciar un procedimiento arbitral de conformidad con la Sección B del Capítulo XI del TLCAN, que refiere la solución de controversias entre una parte y un inversionista de otra parte.

Ramiro Tovar, analista de telecomunicaciones, señaló que el argumento de Tele Fácil de señalar una falta con el TLCAN es más oportunista que oportuna, dado que el conflicto que debe de resolverse es la interconexión y ello corresponde al IFT.

LE CAMBIA EL TÍTULO

En diciembre pasado el IFT autorizó a Tele Fácil a cambiar su título de concesión de uso de una red pública a concesión única para uso comercial.

Con esto, Tele Fácil podría prestar todo tipo de servicios públicos de telecomunicaciones y radiodifusión con fines de lucro y en cualquier parte del territorio nacional.

Sin embargo, la firma no planea ofrecer ninguno de estos servicios dado que el cambio a una concesión única, de acuerdo con las fuentes de la empresa, se solicitó sólo con la finalidad de facilitar procesos para mantener la demanda.

Abel Hibert, excomisionado de la extinta Cofetel, indicó que la autorización de transitar a un nuevo título de concesión única le permite a Tele Fácil ampliar su oferta de servicios, que no está limitada a la interconexión con Telmex.

“El IFT debe volver a revisar el procedimiento y la obligación del regulador radica en equilibrar las condiciones en las que se ofrecen, pero la oferta de servicios que este operador puede ofrecer a partir de su concesión no están impedidas por no tener interconexión”, comentó el experto.

Tele Fácil sostiene que el regulador no atendió la conducta de Telmex para aplicar tarifas de interconexión pactadas al principio. Tele Fácil refiere que con la demanda espera recuperar la inversión en sus plataformas que no pudo introducir al mercado y que están embodegadas, un negocio que nunca nació y que le ha generado más gastos que beneficios.

   


Visitas:


Encuesta




Nación & Mundo