*

Sábado 19 de Agosto, 2017     |     Veracruz.
Suscríbete



Notas recientes

Buscan en EU a Eugenio Hernández por lavado, pero en México la PGR dice “no hay ningún requerimiento”

Proceso   /   
 Jueves, Abril 20, 2017

   

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Pese a que en Estados Unidos existen dos órdenes de aprehensión en contra del exgobernador tamaulipeco, Eugenio Hernández, en México no hay ningún requerimiento, confirmó Alberto Elías Beltrán, subprocurador Jurídico y de Asuntos Internacionales de la Procuraduría General de la República (PGR).

“Ahorita lo que tengo entendido no tengo ninguna información de una orden de aprehensión, ni tampoco se hace un requerimiento a las autoridades extranjeras para su localización”, declaró en entrevista con Radio Fórmula.

Como informó Proceso, el pasado 8 de febrero una corte de Texas emitió una segunda orden de detención en contra del priista Eugenio Javier Hernández-Flores, quien gobernó la entidad entre 2005 y 2010.

La Corte de Distrito Sur de Texas, división Corpus Christi, reiteró en el auto de acusación formal que entre 2008 y 2015 Hernández Flores y su cuñado Óscar Manuel Gómez Guerra lavaron cerca de 30 millones de dólares mediante la compra de bienes inmobiliarios en Mc Allen y Austin, Texas.

La acusación es idéntica a un auto de encauzamiento judicial anterior, que emitió la misma corte el 27 de mayo de 2015, por la cual ambos enfrentarían sentencias de hasta 25 años de cárcel y 750 mil dólares de multa.

En los dos autos, el gobierno de Estados Unidos imputa tres delitos a los tamaulipecos, todos relacionados con maniobras fraudulentas para lavar dinero de origen ilícito.

Según las autoridades de ese país, el exgobernador y su cuñado armaron un esquema de defraudación bancaria –engañaron a la Inter National Bank, la Lone Star National Bank y la International Bank of Comerse–, sobornaron funcionarios en “una nación extranjera” (no menciona directamente a México), movieron “fondos robados” y manejaron “negocios de transferencia de dinero sin licencia”.

En verano de 2015, cuando la corte de Corpus Christi emitió la primera orden de detención en su contra, Hernández Flores aseveró que su patrimonio en Estados Unidos era “legítimo”.

Ahora se encuentra “prófugo” de la justicia estadunidense, pero no de la mexicana. El pasado 5 de junio votó sin problemas a favor de Baltasar Hinojosa Ochoa –entonces candidato priista a la gubernatura del estado– en la sección electoral 1569 ubicada en Ciudad Victoria.

El pasado 16 de marzo, las autoridades estadunidenses detuvieron en el aeropuerto de Los Ángeles, California, a Mónica Andrea Roca Pérez, presunta blanqueadora de dinero de Hernández Flores y sobrina del exgobernador Egidio Torre Cantú.

Caso Yarrington

Por otra parte, sobre el acuerdo de extradición del exgobernador de Tamaulipas, Tomás Yarrington, a Estados Unidos, detalló que su detención fue derivada de dos notificaciones rojas en Interpol, una presentada por México y otra presentada por el gobierno de la Unión Americana.

De acuerdo con los tratados celebrados entre México e Italia en materia de extradición, hay varios elementos que las autoridades de ese país deben evaluar cuando dos países requieran a la misma persona:

Uno, la mayor pena de los dos países que lo requieren; dos, quién fue el primer país que subió la notificación roja ante Interpol; tres, la nacionalidad del requerido; cuatro, las pruebas que deberán de estar sujetas en materia de extradición; cinco, la prescripción del delito; y seis, la posibilidad de que exista una extradición entre los dos países.

“Derivado de la información que se ha requerido y se ha turnado por parte de las autoridades italianas es que dentro de estos cinco parámetros, el que mayor peso tiene para la legislación y las autoridades italianas es el de la penalidad”.

Los gobiernos de los dos países acordaron que “puede ser declarado Yarrington por parte de las autoridades mexicanas en Italia; dos, el primer país que recibe la extradición del exgobernador sea Estados Unidos; tres, la posibilidad que México pueda declarar a Yarrington estando ya en territorio estadounidense; cuatro, “una vez que haya sido sentenciado en Estados Unidos, y evidentemente antes de que cumpla sus penas, sea extraditado temporalmente a México para que enfrente a la justicia mexicana”.

Sobre este último punto, el subprocurador no está seguro si este mismo 2017 el exgobernador Yarrington pueda ser extraditado temporalmente a México. “No sabemos cuánto pueda durar el procedimiento en Estados Unidos”.

   


Visitas:


Encuesta




Nación & Mundo