*

Jueves 15 de Noviembre, 2018     |     Veracruz.
Suscríbete



Notas recientes

Despensas en fosas estaban contaminadas: DIF GUERRERO

La silla rota   /   
 Jueves, Noviembre 1, 2018

   

Chilpancingo, Guerrero.- El total de despensas que el DIF Guerrero enterró en un terreno de la región Costa Grande, son 10 mil 935, porque están "contaminadas", según el argumento oficial del sistema de asistencia social.

En un comunicado que el área de Comunicación Social del DIF Guerrero hizo llegar a reporteros y un documento en el que reclama el seguro por las despensas dañadas, se lee que estas despensas estaban en unos almacenes oficiales de Tecpan de Galeana y que se contaminaron por una inundación que generó la tormenta tropical Henriette, ocurrida en agosto de 2017.

Por esa razón y a sugerencia de la aseguradora con la que trabajan ("ABA Seguros SA de CV"), reportaron, desecharon las despensas, y "para hacer efectiva la aseguranza, se procedió a cumplir las cláusulas y protocolos de salud que marcan incinerar, enterrar o tapar el producto para evitar que, entre otras cosas, puedan ser consumidos y provocar daños a la salud".

De acuerdo a las fechas que manejan en la información oficial, mantuvieron un año y tres meses las despensas contaminadas en los almacenes de Tecpan de Galeana.

Estas despensas fueron descubiertas y desenterradas por pobladores de las comunidades de Tenexpa y Rodesia, en un terreno que queda entre los límites de ambas comunidades y que, denunciaron, pertenece a familiares del director del DIF Guerrero, Francisco Solís Solís. El servidor público es originario de Tenexpa, una de las dos comunidades pertenecientes a Tecpan de Galeana.

LA SILLA ROTA informó sobre el hallazgo y documentó cuándo los pobladores se llevaban las despensas.

Se consultaron a algunos pobladores de Tenexpa para saber si de manera oficial, es decir, por alguna estrategia de difusión les informaron desde el gobierno estatal del riesgo de consumir estas despensas "contaminadas", pero nadie, hasta este miércoles lo hacía.

En el comunicado hacen énfasis que el DIF Guerrero sepultó las despensas porque quisieron evitar un problema de salud, en caso de que consumieran las despensas, pero al final las consumieron.

"Este procedimiento previsto en las normatividades correspondientes, se llevó a cabo para evitar un brote de epidemia al consumir productos contaminados, por lo que se alerta a la población no ingerir alimentos que hayan sido encontrados, para evitar una intoxicación y aunque la fecha de caducidad no esté vencida, los productos estuvieron en contacto con aguas sucias provocadas por la inundación", este es un párrafo íntegro del comunicado del DIF Guerrero.

Según la dependencia tiene la documentación que sustenta el procedimiento que realizaron para desechar las despensas, pero no los proporcionó.

Las 10 mil 935 despensas "contaminadas", representan un costo de 3 millones 363 mil 699 pesos, se lee en un documento con fecha del 22 de enero de 2018, que el DIF Guerrero envió a la aseguradora ABA, con el que reclama la indemnización (el seguro) por el siniestro.

El argumento que dan es la inundación de la bodega, con un alud de lodo, ocurrida en agosto del 2017 que dañó las despensas. En ese documento nunca citan la contaminación de los productos.

Con información de La Silla Rota

   


Visitas:


Encuesta




Nación & Mundo