*

Miércoles 23 de Enero, 2019     |     Veracruz.
Suscríbete



Notas recientes

Policías en el país, entre la precariedad y la discriminación

La silla rota   /   
 Lunes, Diciembre 17, 2018

   

Ser policía en el país no es una tarea fácil. Arriesgar la vida para salvaguardar la seguridad de la ciudadanía a cambio de un bajo salario y con el cual se deben adquirir algunos insumos para llevar a cabo su trabajo, complica aún más la situación.

"Ninguna corporación policial del país cuenta con los mecanismos institucionales para cumplir plenamente con los requisitos mínimos de ley y las corporaciones subsisten precariamente sin oportunidad de desarrollo", concluyó la organización "Causa en Común" que preside María Elena Morena derivado de una encuesta realizada a 5 mil 304 policías en el país, la cual reveló que durante 2018 en México el 52% del cuerpo policiaco gana entre 10 mil y 15 mil pesos al mes. Es decir, más de la mitad arriesga su vida por 500 pesos al día, si es que se toma en cuenta el salario más alto.

El 36% gana menos de 10 mil pesos al mes, unos 333 pesos diarios y sólo el 12% está por arriba de los 15 mil pesos.

Los policías trabajan en promedio 7.5 horas extra a su jornada de trabajo; a la mayoría sin regulación de jornadas laborales, algunos 24x24 (34%), otros 12x12 (18%), 12x24 (6%), 8x24 (6%) y acuartelamiento (5%).

“Con la inseguridad que hay en el país, nadie quiere ser policía. El sueldo no es suficiente por arriesgar mi vida todos los días" señaló un encargado de la seguridad", destaca el informe.

Aunado a los bajos salarios, el estudio revela que los policías desembolsan dinero de su bolsillo para poder tener materiales básicos que los lleven al buen desempeño de su labor. El 48% del cuerpo policiaco ha tenido que comprar botas o calzado, 43% uniforme, 37% ha usado parte de su ingreso para adquirir papelería para informes y 23% para cartuchos. El 14% ha tenido que adquirir un chaleco antibalas por su cuenta.

"Los uniformes y las botas que nos brinda la institución son de pésima calidad, se rompen en menos de 2 meses y son incómodas para el servicio", cita un documento paralelo de la organización relativo a los grupos de enfoque con evaluadores de control de confianza, derivado de visitas realizadas por "Causa en Común".

Lo que más llama la atención, detalla, es que el 22% de la corporación ha tenido que desembolsar de sus propios recursos para la reparación de patrullas y el 8% para adquirir gasolina para los vehículos oficiales.

De acuerdo con "Causa en Común", los cuerpos policiacos pocas veces reciben estímulos o ascensos que fomenten a que su desempeño sea mejor y más comprometido. El 71 % nunca ha recibido un ascenso, mientras que el 66% nunca ha tenido un estímulo o reconocimiento.

Sólo el 16% ha sido acreedor a un ascenso luego de permanecer más de dos años en la corporación y el 13% ha obtenido un estímulo o reconocimiento.

"Deberían permitir el ascenso por conocimientos, dejando a un lado las recomendaciones de un conocido o compadre", cita el documento relativo a los grupos de enfoque.

Corrupción, secuestros, torturas, bajo entrenamiento y discriminación

El cuerpo policial tiene fama de ser corrupto, incluso el 54% de los policías considera que hay corrupción en la corporación debido a bajo salarios (50%), la falta de valores (45%), el ciudadano no lo fomenta (22%) y por último debido a las exigencias de los mandos (20%).

Los policías piden "que se erradique la corrupción de los mandos medios con los directivos, ya que perjudica a la tropa, que es la que saca el trabajo adelante y arriesga la vida", dice el reporte sobre visitas de la organización.

Los encargados de salvaguardar la seguridad ciudadana saben de casos de policías asesinados (69%), amenazas (60%), policías desaparecidos (34%), policías torturados (32%) y policías secuestrados (30%).

“Nadie arriesga la vida como nosotros, y perdemos tiempo con nuestras familias para proteger y servir a la ciudadanía" se declaró en el reporte.

La baja capacitación es otra de las deficiencias en el ámbito de seguridad. "El curso de formación inicial es deficiente ya que, en 4 meses, sólo una vez se va a tirar con 50 cartuchos de arma corta y 50 de arma larga", se reconoce en el documento.

Los datos de le encuesta revelan que sólo el 37% ha tenido prácticas de tiro una o más veces al año, 26 % nunca ha tenido una sola práctica, 23% una vez cada dos años y 14% una vez cada tres años. Es decir, cita el documento de "Causa Común", un policía puede llevar tres años en la corporación y sólo haber tenido una ocasión una práctica para disparar armas. No están 100% capacitados.

El 61% de los policías considera que es discriminado por la sociedad.

"Estoy harta de la discriminación y generalización por parte de la sociedad. Soy un ser humano y también soy parte de la población", se cita en el reporte de "Causa en Común"

Realizan tareas que no les corresponden a su deber

En octubre del aún 2018, LA SILLA ROTA documentó cómo es que el cuerpo policiaco fue utilizado para cumplir con tareas ajenas a la vigilancia de las calles de demarcaciones con más altos índices delictivos.

Y la encuesta lo reafirma. El 62% del cuerpo policiaco aseguró que realizan encargos personales, 32% deben pagar cuotas ajenas a su labor, 31% realizan trabajos de mantenimiento en lugares públicos en vez de vigilancia e incluso 12% de ellos aseguró que ha tenido que ir de acarreados a mítines públicos y 10% tener que votar por algún candidato a pesar de que el voto es libre y secreto.

Evaluaciones de control de confianza

La evaluación de control de confianza es un requisito para el ingreso, la promoción y la permanencia de todos los integrantes de las instituciones policiales. En ellas se les realizan pruebas toxicológicas (para detectar el uso de drogas ilegales), psicológica (para detectar que cuenta con las características de personalidad y las capacidades requeridas), poligrafía (para fortalecer los niveles de confiabilidad y seguridad, mediante la identificación de conductas, principios y valores), médica (se centra en la detección de patologías que se vinculen directamente con las actividades que desempeñe el policía) y de investigación socioeconómica.

La organización "Causas en común" detectó que los principales problemas que resaltan de estos controles es la mala percepción de los elementos policiales sobre la evaluación y la saturación de los centros y de acuerdo con el Índice de Desarrollo Policial (INDEPOL), todas las corporaciones incumplen la ley porque tienen elementos operativos sin la evaluación vigente.

También se detectó que existe resistencia por parte de los policías al momento de ser evaluados, pues normalmente la asocian con un proceso de depuración. "Piensan que los exámenes de control de confianza son para despedir gente", cita el informe.

Por otro lado se externó la frustración por parte de los evaluadores al ver a personal que no había aprobado y seguía en la corporación. Es decir, existen muchos casos en los que la no aprobación de la evaluación no tiene ninguna consecuencia "Es muy frustrante, no los dan de baja y los tenemos que evaluar otra vez", advierte la organización que lidera María Elena Morena.

Los evaluadores mencionan que se debe de contar con un expediente del elemento previo a la evaluación. Dicho expediente debería incluir información completa, como estímulos, ascensos, faltas, sanciones, entre otros, y darle seguimiento.

También sugieren que es importante fortalecer la comunicación entre las diferentes áreas, con el objetivo de profundizar sobre los factores de riesgo identificados en las demás fases.

¿Cuántos policías perdieron la vida en cumplimiento de su deber?

Según la organización ciudadana "Causas en Común", durante el 2018 se contabilizó el asesinato de 388 policías hasta el 9 de diciembre. Esto quiere decir que en 343 días se registró un promedio de más de 1.13 por ciento de homicidios contra personas dedicadas a brindar seguridad.

Los policías que sufrieron más ataques fueron: municipales (47.9%), estatales (27.8%), ministerial (16.5%), del sistema penitenciario (3.9%) y finalmente la policía federal (3.9%).

·Decesos por mes

Durante el periodo de campañas electorales (abril, mayo y junio), fueron asesinados 122 policías lo que representan el 31.4% en la suma del 2018. Julio fue el mes con más índice con un total de 47 decesos, le siguen abril y septiembre con 42, mientras que noviembre concluyó con 36 casos, al 9 de diciembre se llevan 12 registros, es decir, 1.3 por día durante el último mes del año.

· Decesos por estados

Los estados con mayores índices de decesos son: Guanajuato con 63 casos, Guerrero con 40, el Estado de México con 38, Veracruz 29, Puebla 27, Chihuahua 26, Jalisco 24, la Ciudad de México con 17, Michoacán y Oaxaca con 12, San Luis Potosí y Sonora con 11, así como Tamaulipas con 10 casos. Estas 13 entidades -con cifras de dos dígitos concentran 320 homicidios dolosos de policías, lo que en conjunto significan el 82.5% de los casos.

¿QUÉ PIENSAN ELLOS?

De acuerdo con la encuesta ¿Qué piensa la policía? Levantada entre marzo y septiembre de 2018 a 5 mil 304 policías, el 49% reveló su vocación por ser policía, para el 19% representó la mejor opción laboral, miso porcntaje respondió por necesidad, 18% por estabilidad económica y 5% di otra respuesta.

Respecto a la escolaridad, 62% reveló tener bachillerato o carrera técnica, 18% universidad, 17% secundaria, 2% posgrado y 1% primaria.

Con información de La Silla Rota

   


Visitas:


Encuesta




Nación & Mundo