*

Miércoles 22 de Mayo, 2019     |     Veracruz.
Suscríbete



Notas recientes

Estos cinco municipios concentran la ordeña en Hidalgo

La silla rota   /   
 Jueves, Mayo 16, 2019

   

Desde 2016, cuando el robo de hidrocarburo incrementó en Hidalgo y con él los enfrentamientos entre grupos de huachicoleros por el control del tráfico de gasolina, cinco municipios concentran 60 por ciento de la extracción ilícita de combustible: Cuautepec, Tula, Tlanalapa, Tepeapulco y San Agustín Tlaxiaca.

En estos sitios, la Gerencia de Estrategia y los Sistemas de Seguridad y Monitoreo de Petróleos Mexicanos (Pemex) detectaron 2 mil 96 de las 3 mil 513 perforaciones a ductos en los últimos tres años.

El epicentro de la ordeña en territorio hidalguense es Cuautepec, al suroeste, en la región del Valle de Tulancingo, con 690 extracciones mediante las cuales se hurta gasolina, diésel, gas y petroquímicos, seguido de Tula, donde se ubica la refinería Miguel Hidalgo que procesa 215 mil barriles diarios, con 661.

Los huachicoleros, presuntamente vinculados con cárteles de la droga, también controlan dos localidades del Altiplano: Tlanalapa, con 311, y Tepeapulco, con 261 tomas, así como San Agustín Tlaxiaca, parte de la zona metropolitana de Pachuca, a 19 kilómetros de la capital, con 173.

Los territorios del huachicol, según el informe histórico de la empresa petrolera, comenzaron a reordenarse en 2014, cuando la región del Altiplano, con Tepeapulco, Tlanalapa y Singuilucan, se posicionó como la principal ruta de saqueo de condensado, seguida de la región Tula Tepeji. Asimismo, fue al año siguiente cuando Cuautepec, con 25 tomas clandestinas –segundo a nivel estatal en ese momento, detrás de Tlanalapa (47)– se situó entre los puntos más vulnerables para la ordeña, hasta asumir el primer sitio.

Antes de ello, de 2011 a 2013, los piquetes a la infraestructura que traslada el combustóleo se centraron en Huichapan (46) y demarcaciones colindantes como Nopala de Villagrán (22). Aunque ambos continúan con el control de los gasotraficantes, el saqueo se concentra en las rutas del Valle de Tulancingo, Tula-Tepeji y Altiplano.

El posicionamiento de Hidalgo entre las entidades más afectadas por la ordeña, hasta ocupar el primer sitio a partir del año anterior, con 2 mil 221 tomas clandestinas, coincide con los incrementos de 255 por ciento y 90 por ciento en las tasas de extorsión y de los ilícitos relacionados con narcóticos en el periodo 2015-2018, de acuerdo con el Índice de Paz México 2019.

El estudio también reveló un alza de 30 por ciento en crímenes asociados con la delincuencia organizada, de 25 por ciento en robos con violencia y de 50 por ciento en homicidios.

El sexto municipio en el que más ductos fueron drenados para sustraer el crudo en el trienio fue Atotonilco de Tula, con 156, y Tezontepec, con 108, donde la Secretaría de Seguridad Pública de la entidad identificaba la operación de un líder huachicolero identificado con el sobrenombre de La Parka, Julio César Z.C., asesinado el 19 de enero en Mixquiahuala.

Esta fue la tercera ejecución de un supuesto jefe de traficantes de gasolina en la entidad, ya que antes murieron Flavio N., El Vikingo, y Uriel R.V., El Tornillo.  Sin embargo, pese a los decesos de quienes las autoridades señalaban como generadores de violencia y principales ordeñadores de ductos, en el primer bimestre del año el huachicol no disminuyó, y las tomas ascendieron a 994, casi el triple de las 340 del Estado de México, el segundo territorio con más incidencia en robo de hidrocarburo, y más que las 678 detectadas en 15 años, de 2000 a 2015.

El 8 de mayo, el secretario de la Defensa Nacional, Cresencio Sandoval, informó que detectaron 45 poblaciones involucradas en el robo de combistible en Hidalgo, y siete bandas dedicadas a este delito.

"Prácticamente en estas poblaciones hay una sociabilización del delito", expuso el mando militar en la conferencia de prensa del presidente Andrés Manuel López Obrador que se llevó a cabo en el C5 estatal, ubicado en el municipio de Zapotlán.

La Gloria, El Senado, San Sebastián Tebochtitlán, Las Fracciones, San Lorenzo, El Fresno y El Tepeyac son algunas de estas localidades detectadas con base en el mapeo militar, en municipios como Tula, Cuautepec, Atitalaquia y Tlaxcoapan.

"Tenemos que trabajar más en las comunidades en las que todavía se apoya a quienes se dedican al robo de combustible. Fue muy doloroso lo de Tlahuelilpan, eso no se olvida, fue muy fuerte. Vamos a apoyar a los familiares de las víctimas, que sepan que se están escuchando las demandas", dijo el presidente.

Además, añadió: "tenemos que seguir trabajando para que las comunidades no sean utilizadas por la delincuencia como apoyo para estos delitos. Todavía hay comunidades en las que se protege a bandas de delincuentes".

Con información de La Silla Rota

   


Visitas:


Encuesta




Nación & Mundo