*

Sábado 16 de Noviembre, 2019     |     Veracruz.
Suscríbete



Notas recientes

Más de 120 años, los necesarios para desaparecer la desigualdad en México

La silla rota   /   
 Martes, Junio 18, 2019

   

La magnitud de la diferencia entre los ingresos de la población más pobre y la más rica es tal, que se requerirían más de 120 años para eliminar la brecha salarial en México, indica Leticia Merino Pérez del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM.

Ello, incluso al considerar aumentar los ingresos de la población más pobre en un 40%, como se sugiere en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de la ONU.

Merino detalla que la tasa a la que ha crecido el ingreso de los sectores más vulnerados en los últimos 10 años, es mayor al promedio nacional; “no obstante, ni ese aumento permite cumplir con sus necesidades básicas”.

LA DESIGUALDAD EN NÚMEROS

La investigadora resaltó que el 10% de los más ricos en México representa el 36 por ciento del ingreso del país. En cambio, el 50% de la población se divide 20 por ciento de los ingresos; además, el 10 por ciento que se encuentra en pobreza percibe el 1.8 de las retribuciones.

“Esta concentración del ingreso nos remite a un pasado colonial que se sigue reproduciendo 300 años después”,expone.

México es la fuerza económica número 14 del mundo. Sin embargo existe una gran desigualdad entre los sectores poblacionales, ya que 44% de la población se encuentra en situación de pobreza. 7.5% está en extrema pobreza.

Otras estadísticas señaladas por Merino son las referentes a los casi 12 millones de ricos que juntos concentran los recursos económicos de más de 84 millones de los mexicanos que cuentan con los ingresos más bajos.

En 2002, los cuatro mexicanos más ricos poseían lo equivalente al 2% del Producto Interno Bruto (PIB) del país, cifra que en 2018 pasó al 10 por ciento.

REFORMAS ESTRUCTURALES

Como vía de solución, Leticia Merino Pérez menciona que es necesario “revertir los privilegios (políticos, económicos y sociales) de uno por ciento más rico de la población”.

"Los niños (52 por ciento) y adolescentes (49 por ciento) son particularmente más pobres que el resto de la población, esto es muy sensible, es muy grave para la sociedad. La vulnerabilidad en México es estructural, es decir necesitamos cambios estructurales no paulatinos ni solamente programas de transferencias a sectores particulares; se requieren políticas de inclusión, de transformación profunda, no sólo económica, sino también social y política”, considera.

Con información de La Silla Rota

   


Visitas:


Encuesta




Nación & Mundo