*

Viernes 18 de Octubre, 2019     |     Veracruz.
Suscríbete



Notas recientes

¿Por qué se desató el caos en Ecuador? Esto es lo que se sabe

La silla rota   /   
 Miércoles, Octubre 9, 2019

   

Las manifestaciones y los enfrentamientos entre civiles y policías cumplen una semana en Ecuador, luego de que el gobierno implementara medidas para reducir el déficit fiscal.

A continuación, te contamos el origen del problema y en qué punto se encuentra:

El problema tuvo su origen con el crédito que el gobierno de Ecuador solicitó al Fondo Monetario Internacional (FMI) por 4 mil 200 millones de dólares.

A cambio, Ecuador se comprometió a reducir el déficit fiscal ahorrando y mejorando la recaudación, por lo que impuso las siguientes medidas:

-         Contribución especial de las empresas con ingresos de más de 10 millones de dólares al año;

-         Reducción salarial del 20% en contratos temporales;

-         Reducción de las vacaciones a la mitad, de 30 a 15 días;

-         Los trabajadores del Estado deben aportar al gobierno 1 día de salario.

Sin embargo, la medida que causó mayor revuelo fue la eliminación del subsidio a las gasolinas, vigentes en Ecuador desde hace cuarenta años.

Al implementarse la medida, el galón (3.7 litros) de gasolina extra, la más utilizada en el país, pasó de costar 1.85 a 2.30 dólares (de 36.25 a 45 pesos mexicanos); mientras que el galón de diésel pasó de 1.08 a 2.27 dólares (de 21.18 a 44.51 pesos mexicanos).

El precio de la gasolina registró un aumento de más del 120% en las bombas de gasolina.

Como consecuencia, se registraron incrementos en el precio del transporte y en los productos de los mercados, ya que los comerciantes argumentan que los fletes son más caros y que algunas de las grandes carreteras fueron bloqueadas durante el paro.

También hubo especulación de forma que el gobierno ha realizado inspecciones para controlar los precios.

En respuesta, miles de ecuatorianos salieron a las calles para manifestarse en contra de las medidas del gobierno de Lenín Moreno, aplaudidas por el FMI.

Desde el movimiento indígena, el sector de transporte, sindicatos y estudiantes han tomado las calles, donde incluso se han reportado saqueos y daños a locales comerciales y negocios; la policía ha respondido ante estos actos con represión.

El gobierno de Moreno decretó un Estado de Excepción de 60 días para poder establecer zonas de seguridad, desplegar a las Fuerzas Armadas y a la Policía Nacional, y censurar a la prensa.

La administración ecuatoriana asegura que no habrá marcha atrás en la implementación de medidas fiscales, pues son necesarias para el país.

Asimismo, Lenín Moreno acusó a sus opositores políticos de querer desestabilizar a su gobierno: el expresidente de Ecuador, Rafael Correa, y al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

"El sátrapa de Maduro ha activado junto con Correa su plan de desestabilización", acusó Lenín Moreno en un mensaje transmitido por radio y televisión desde el puerto de Guayaquil, a donde trasladó su gobierno para restablecer el orden a nivel nacional.

En tanto, el movimiento Compromiso Social, afín a Correa, rechazó las declaraciones del presidente y dijo que la movilización no tiene banderas políticas.

Moreno ha buscado el diálogo con los líderes de las manifestaciones, como al líder del movimiento indígena, que históricamente ha sido un actor político importante y opositor a las medidas de austeridad de gobiernos en turno.

Con información de La Silla Rota

   


Visitas:


Encuesta




Nación & Mundo