*

Lunes 9 de Diciembre, 2019     |     Veracruz.
Suscríbete



Notas recientes

Denuncian abusos durante visitas a penales de NL

La silla rota   /   
 Lunes, Noviembre 18, 2019

   

Familiares de Personas Privadas de su Libertad (PPL) en los Centros de Reinserción Social (CRS) de Nuevo León denunciaron ser víctimas de revisiones invasivas y prácticas humillantes para poder ingresar y ver a los internos.

Estas prácticas implementadas para que no se ingresen objetos prohibidos a los penales se fortalecieron luego del cierre del penal de Topo Chico y traslado de las PPL a los CRS de Apodaca y Cadereyta, no obstante, familiares de internos acusaron que el personal penitenciario los desnuda y explora sus genitales a pesar de estar prohibido.

De acuerdo con el portal del diario El Horizonte, las mujeres que acuden de visita a los penales pasan primero por una revisión por encima de la ropa, ahí les preguntan si están menstruando y de ser así tienen que desnudarse de la cintura hacia abajo y cambiarse el protector femenino en el mismo sitio y frente al personal.

Además, por la falta de personal dicho proceso tarda más de dos horas y las mujeres tienen que llevar sus cambios de toallas sanitarias, pues en el lugar sólo cuentan con una bolsa de basura para tirar las usadas.

De acuerdo con el tratado "Principios y Buenas Prácticas sobre la Protección de Personas Privadas de la Libertad en Las Américas", de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), "los registros corporales a las personas privadas de libertad y a los visitantes se practicarán en condiciones sanitarias adecuadas, por personal calificado del mismo sexo y deberán ser compatibles con la dignidad humana y con el respeto a los derechos fundamentales".

Y aunque dicho documento demanda que se utilicen los dispositivos tecnológicos para evitar este tipo de revisiones, en los penales de Nuevo León los scanners para detectar la presencia de droga en el cuerpo no son funcionales pues la revisión por ese método tarda media hora, por lo que personal penitenciario prefiere hacerlo de forma manual.

Por su parte, el artículo 61 de la Ley Nacional de Ejecución Penal, en el apartado que habla de "Ingresos, visitas, revisiones personales y entrevistas en los centros penitenciarios", señala que las revisiones se basarán en los principios de "necesidad, zonabilidad y proporcionalidad.

Familiares de PPL comentaron que esas prácticas se habían eliminado desde el año 2000 en el Penal del Topo Chico, pero reaparecieron cuando los tres mil 600 reos de dicho reclusorio fueron llevados a Apodaca, el cual registra nueve mil visitas a la semana.

Con información de La Silla Rota

   


Visitas:


Encuesta




Nación & Mundo