*

Viernes 6 de Diciembre, 2019     |     Veracruz.
Suscríbete



Notas recientes

Las tres acciones de AMLO contra las energías limpias

La silla rota   /   
 Lunes, Noviembre 18, 2019

   

A once meses de la administración federal de Andrés Manuel López Obrador, el gobierno de la Cuarta Transformación ha dado tres golpes que alejan a México, considerado uno de los países con mayor potencial en el sector de las energías limpias, de cumplir con las metas fijadas en el Acuerdo de París -sobre cambio climático-, según publica el diario El País.

Tras dicho acuerdo, México está comprometido a que su producción de energía limpia para 2024 represente el 35% del total del recurso producido, además de que se reduzcan en 22% las emisiones contaminantes para el año 2030. 

Para algunos expertos la incertidumbre de que esto se cumpla está en el marco legal y en ciertas decisiones de AMLO.

CANCELAR SUBASTAS DE ENERGÍA

En este sentido, se resalta la cancelación de las subastas eléctricas para suministrar energía a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) -instauradas por la reforma energética de Peña Nieto-, que a nueve meses de ello aún no tienen una fecha para llevarse a cabo. 

Estas subastas lograron alcanzar un récord mundial del precio mínimo de electricidad, es decir, 17.7 dólares por megavatio por hora. 

En febrero, el nuevo gobierno canceló la cuarta convocatoria para estas licitaciones bajo el argumento de "consideraciones técnicas, económicas y de planeación".

APUESTA POR EL PETRÓLEO

Asimismo, se pone de relieve el impulso que López Obrador da al sector petrolero. Ejemplo de ello es el impulso económico a Pemex, así como el proyecto de la refinería en Dos Bocas, Tabasco, para incrementar la producción actual de crudo hasta 2.7 millones de barriles diarios para fin del sexenio. 

"La referencia son los años setenta, una edad de oro en que la producción de CFE y Pemex era mucho mayor , pero no había metas de reducción de emisiones que cumplir", resalta el diario español. 

(Proyección de la Refinería de Dos Bocas. Foto: Especial)

Por su parte, Víctor Ramírez, exdirector de la Asociación Nacional de Energía Solar, considera que el problema de fondo es la visión estatista y centrada en los hidrocarburos con que se maneja la actual administración. 

En tanto, Antonio del Río, director del Instituto de Energías Renovables de la UNAM, dijo que el sector de las energías renovables mexicano va a seguir creciendo en "pero las acciones del Gobierno lo van a desacelerar". 

Ya en 2018, según datos de la ONU, se presentó una caída del 38% en la inversión en energías renovables respecto a 2017. Por su parte, la Agencia Internacional de Energía redujo la proyección de crecimiento de esta inversión entre 2019 y 2024, al pasar de 16% al 12% a tasa anual.

Dentro de este panorama, expertos estiman que la meta de reducción de las emisiones no llegará a cumplirse, incluso creen que puedan ser 9% superiores a los registros del año 2015, cuando se firmó el Acuerdo de París.

CERTIFICADOS DE ENERGÍA

Por otro lado, se destaca la reciente modificación de las reglas de los Certificados de Energía Limpia (CELs), que plantas privadas y públicas de energía deben comprar. También en la reforma energética de EPN se establecieron los mínimos de compra, en 2018 las firmas compraron 5% de su energía a través de este instrumento financiero.

No obstante, recientemente se amplió el espectro de plantas que pueden vender estos certificados, pues antes sólo lo podían hacer fábricas con inversión posterior al 2014, sin embargo esa condición dejaba excluidas a la mayoría de las plantas hidroeléctricas de la CFE. 

Tras la modificación, la paraestatal ha dejado de comprar energía a privados para cumpir con sus obligaciones. 

"Los mecanismos que están perjudicando a la CFE se están revirtiendo, siempre que lo permita la ley", asegura un portavoz de la empresa de energía.

Pese a ello, expertos advierten que esto podría impactar en el IVA de las tarifas de los CEL´s, precio que ya se ve comprometido. 

Entre los riesgos de estos cambios están la inclusión de 63 millones de CELs al mercado, lo que significa cuadruplicar los que actualmente se ofertan, lo que también pegará en el precio. 

Ante ello, Leopoldo Rodríguez, presidente de la Asociación Mexicana de Energía Eólica (AMDEE), dice que "se están cambiando las reglas en base a las cuales se hicieron las inversiones".

En respuesta, la CFE ha prometido no vender el excedente de certificados no utilizados, pero otro de los problemas es la desaparición de los incentivos para nueva inversión. 

Que las plantas viejas puedan vender CEL´s y CFE no tenga que comprar energía a nuevos productores, puede detener el crecimiento del sector de renovables y limpias.

Según Iniciativa Climática, ONG, para alcanzar la meta de energía limpia de 2024 son necesarios 18 mil millones de dólares. 

Cn información de La Silla Rota

   


Visitas:


Encuesta




Nación & Mundo