*

Jueves 5 de Diciembre, 2019     |     Veracruz.
Suscríbete



Notas recientes

Estados protestan porque se les quitaron fuentes ilegales de ingresos: Salud

La silla rota   /   
 Martes, Noviembre 19, 2019

   

Los servicios estatales de salud han sido víctima del abandono y de mucha corrupción; la actual administración está implementando medidas con las que no se permitirá el uso irregular de recursos, lo que ha generado algunas protestas porque se están quitando fuentes ilegales de ingresos, expresó Asa Christina Laurell, subsecretaria de Integración y Desarrollo del Sector Salud, al hablar del análisis de infraestructura y equipamiento que han realizado. 

En entrevista con LA SILLA ROTA explicó que en febrero de este año comenzaron a levantar en Censo Estratégico de Infraestructura, primero en los ocho estados del sur sureste del país y posteriormente en otros  cinco estados: Hidalgo, Puebla, Querétaro, San Luis Potosí y Tlaxcala. 

"La razón por la cual nosotros decidimos levantar un censo estratégico en los servicios para población abierta es porque teníamos la sospecha, que luego se confirmó, de que estaban en muy malas condiciones en muchos estados", indicó. 

El sistema de salud no creció de manera paralela a las necesidades de la población, algunos estados tienen hospitales de más de 100 años de antigüedad y el número de camas por habitantes no es suficiente. "Ha habido un abandono de los servicios de salud y desde luego ha habido muchísima corrupción, de eso no cabe duda". 

Al respecto, la subsecretaria recordó que la Auditoría Superior de la Federación ha señalado casos de corrupción en varias entidades del país, los cuales incluso han llevado a funcionarios a la cárcel, aunque no se puede generalizar, porque hay otras que han tenido una correcta administración de los recursos. 

Para  combatir los malos manejos, como ha planteado el presidente Andrés Manuel López Obrador, "se están tomando algunas medidas que a los estados no les gustan porque no van a poder hacer uso irregular de los recursos, porque ahora sí que corrupción cero. Eso genera también protestas, porque sienten que les estamos quitando sus fuentes ilegales de ingresos, entonces eso también causa molestia". 

La subsecretaría de Integración y Desarrollo del Sector Salud ya comenzó con esta fiscalización de recursos. Este año los más de 6 mil millones de pesos que correspondían al componente de Salud del programa Prospera se dividieron proporcionalmente entre el IMSS-Bienestar y 31 estados del país, para que se invirtieran en infraestructura, equipamiento y contratación de personal que hiciera falta. 

Las entidades firmaron un convenio en el que se estipulan las condiciones bajo las cuales los estados deben utilizar el dinero. Las prioridades es que se destinara a unidades médicas de alta o muy alta marginación y preferentemente donde había población indígena. 

La doctora Laurell indicó que en diciembre se revisará en qué se invirtieron los recursos, en este caso las entidades tendrán que demostrar qué hicieron, cómo usaron el dinero, cómo lo gastaron y presentar los indicadores de resultados. 

"Lo que queremos ver es qué hemos logrado resolver con ese dinero, porque no es un presupuesto muy grande, eso también hay que tenerlo claro, independientemente de lo que uno quiere, tenemos un presupuesto bajo en salud, pero también es cierto que salud cuesta mucho dinero", expresó.

Respecto al censo, comentó que encontraron resultados muy variables, aunque reconoció que quizá exageraron un poco al decir que todo estaba terrible o apunto de derrumbarse, porque así como hay casos con carencias, también hay estados como San Luis Potosí y Zacatecas que cuentan con servicios de salud eficientes. 

Se necesitarán 100 mil millones de pesos para  tener una cama por cada mil habitantes 

La subsecretaria Laurell planea tener los resultados completos del Censos Estratégico de Infraestructura en un periodo de dos años. Hasta ahora han revisado casi 6 mil unidades de primer nivel y 372 hospitales, desglosados de la siguiente manera: cuatro clínicas de especialidades, 24 hospitales especializados, 134 hospitales generales y 157 hospitales integrales comunitarios, que eon en los que han encontrado mayor rezago, ya que no cuentan con servicios de las cuatro especialidades básicas que son  pediatría, obstetricia, ginecología y cirugía ni con plantilla de médicos completa. 

"Por muchas razones, pero esencialmente porque esos hospitales comunitarios están en zonas relativamente alejadas de las grandes urbes y el personal especializado quiere trabajar en zonas de por lo menos 50 mil habitantes en adelante y entonces cuando bien les va tiene el cirujano en la mañana, el anestesiólogo en la tarde, el pediatra en la noche y el obstetra el fin de semana", señaló. 

La falta de recursos humanos es uno de los principales problemas, ya que en promedio a nivel nacional hay 2.1 médicos por cada mil habitantes, los estados con peores estadísticas son Tamaulipas, Morelos, Nayarit y Oaxaca. 

Para subsanar esta situación se planean acciones como aumentar el sueldo a especialistas que vayan a trabajar a zonas alejadas, por ejemplo, en las unidades móviles se les paga el doble, ya que hacen jornadas de 20 días de trabajo por 10 de descanso. "Otro mecanismo que ha propuesto el presidente es que pedimos apoyo a los médicos y enfermeras que se jubilaron, que vengan a trabajar con nosotros unos dos o tres años en zona rural, porque necesitamos de su apoyo". 

Otro de los faltantes principales son camas, ya que nuestro país está por debajo del promedio recomendado por la Organización para la  Cooperación y Desarrollo Económicos. 

La doctora Laurell señaló que el promedio para la población sin seguridad social es de 0.6 camas por cada mil habitantes, mientras que para los que están afiliados a la seguridad social es de 0.8. 

"Yo diría, para poder tener el número de camas necesarias, pero eso es una apreciación, para población sin seguridad social estaríamos hablando del orden de 100 mil millones de pesos, pero eso es para construir y equipar y lo más costoso con un hospital es la operación", detalló. 

La subsecretaria señaló que entre las carencias que identificaron está que de aproximadamente 10 mil consultorios, hay mil 877 que no tienen escritorio, mil 973 que no tienen una mesa de exploración, 3 mil que no tienen lavabo y otros 3 mil que no tienen jabón, toallas, ni toallas desechables, por lo que el personal médico no puede lavarse las manos. 

También encontraron unidades médicas con falta de mantenimiento y daños graves: 35 en Veracruz, 67 en Guerrero, 58 en Chiapas, 54 en Tabasco y 38 en Hidalgo. En cuanto a equipo, lo que más falta es material básico como el baumanómetro en 38% de las unidades médicas, así como estetoscopios en casi 3 mil consultorios de los que revisaron como parte del censo. 

Sin embargo, los resultados han servido para comenzar a solucionar problemas, como en el caso de Chiapas, donde han comenzado a tomar cartas en el asunto para fortalecer los servicios de salud. 

"Lo que eran faltantes que tenían en febrero, ya prácticamente están cubiertos. Chiapas ya está en buenas condiciones, estaba en condiciones terribles. La razón por la cual se pudo recuperar tan rápido es porque el equipo de los hospitales estaba embalado, o sea ni siquiera se habían tomado la molestia de desempacarlo e instalarlo", relató. 

El plan en materia de infraestructura es continuar levantando el censo y de manera paralela trabajar con las entidades para solucionar los problemas que se encuentren. El presupuesto es un tema importante y la subsecretaria Laurell dijo que espera que en un futuro pueda ser más amplio, para 2020 prefirió no dar su opinión hasta que se apruebe, para poder explicar de qué manera se va a utilizar. 

Con información de La Silla Rota

   


Visitas:


Encuesta




Nación & Mundo