*

Domingo 8 de Diciembre, 2019     |     Veracruz.
Suscríbete



Notas recientes

"He tenido que botear para que mi niño tenga su tratamiento"

La silla rota   /   
 Miércoles, Noviembre 27, 2019

   

Un grupo de 50 padres de niños con trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) denuncia que desde hace año y medio dejaron de recibir en el Centro de Salud los medicamento que requieren para su tratamiento, por eso este jueves irán a la Secretaría de Salud y al Senado de la República para exigir que les den una solución y también para que les aclaren si sus hijos continuarán recibiendo servicio ahora que desaparece el Seguro Popular.

Fanny Isela Hernández Martínez es madre de Byron Hiram Loya Hernández de 13 años de edad. Cuando tenía 10 años fue diagnosticado con trastorno mixto del aprendizaje y TDAH, desde entonces comenzó un tratamiento con Metilfenidato, pero a finales de 2017 comenzó a faltar de manera intermitente y desde hace 18 meses dejaron de suministrárselo en el Centro de Salud Dr. Atanasio Garza Ríos, en donde es atendido.

Los papás denuncian que también se registra desabasto de otros fármacos controlados como  Mirtazapina, Quetiapina, Clonazepam, Citaloprom, Topiramato, Valproato semisódico y Atomoxetina en diversas presentaciones.

En el caso del hijo de Isela, el Metilfenidato "es un medicamento que en farmacias está entre mil 500 y 2 mil pesos. Se tiene que tomar diario, en ocasiones hay niños que toman dos tabletas, hay otros que sólo toman una".

Desde que empezó a faltar el medicamento en el Centro de Salud, las familias han tenido que buscar diversas maneras de conseguir el dinero para comprarlo, ya que los niños no deben suspender su tratamiento, ya que se produce una regresión en las mejoras alcanzadas.

"He tenido que botear, he tenido que pedir dinero, hacer pan casero para vender, sí me cuesta muchísimo trabajo juntar el dinero, pero gracias a Dios no se ha quedado sin medicamento mi hijo", enfatiza Isela, quien incluso se tuvo que ir a vivir con sus papás para ya no pagar renta y destinar ese dinero al tratamiento.

Explica que no denunciaron el desabasto antes porque creyeron en lo que les dijeron en el Centro de Salud ubicado en la colonia Doctores de la Ciudad de México. En este tiempo les han dado diversas excusas: la primera fue que cuando el presidente Andrés Manuel López Obrador asumiera el cargo se iba a normalizar la situación.

Después les dijeron que ya no había presupuesto, que la licitación para comprar medicamentos controlados ya había concluido, que había problemas con Cofepris, que el medicamento ya estaba en aduanas pero que no permitían que entrara al país y recientemente les indicaron que hasta marzo se abre de nuevo la licitación para adquirirlos.

"Estábamos creyendo en promesas, que ahora que entrara López Obrador iba a normalizar todo esto, que iban a venir cambios mejores para lo que era el Sector Salud, lo cual no es así, de hecho nosotros todavía no sabemos si entrando el año vamos a tener consultas con nuestra psiquiatra o no, nuestra póliza supuestamente nos la van a hacer válida hasta el 31 de diciembre, ya después de esa fecha no sabemos qué es lo que va a pasar con nosotros", comenta con temor esta madre de familia.

Esa es una de las peticiones que le quiere hacer el jueves al secretario de Salud, Jorge Alcocer Varela, además de la exigencia de que se restablezca el abasto de medicamentos que requieren los niños con TDAH.

"Esperamos que nos reciba, dejarle el escrito para que nos dé una cita, exponerle bien nuestro caso. Queremos preguntarle qué es lo que va a pasar, cómo vamos a quedar si entra el nuevo Insabi", indica Isela.

Los padres de niños con TDAH son apoyados por las familias de niños con leucemia linfoblástica aguda que son atendidos en el Hospital Infantil de México Federico Gómez, quienes desde mayo pasado denunciaron desabasto de metotrexato, que se agudizó en agosto pasado y que después fue resuelta cuando la Secretaría de Salud compró el fármaco en Francia.

A lo largo de este año se han denunciado otros casos de desabasto de insumos, como la falta de jeringas para los estudios de tomografía contrastada en el Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía Manuel Velasco Suárez, que se registró también en el mes de mayo.

Con información de La Silla Rota

   


Visitas:


Encuesta




Nación & Mundo