*

Martes 21 de Enero, 2020     |     Veracruz.
Suscríbete



Notas recientes

Amaga sindicato de telefonistas paro nacional ante inminente separación de Telmex

La silla rota   /   
 Lunes, Diciembre 9, 2019

   

El Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana (STRM), encabezado por Francisco Hernández Juárez, ha fijado una fecha límite para revertir la decisión del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) de dividir a Teléfonos de México en dos, como parte de la llamada Separación funcional, para que el Actor Económico Preponderante, Telmex, forme una empresa que únicamente atienda a su competencia y otra a usuarios minoristas.

La fecha marcada es el 23 de enero de 2020. Así lo expresó a La Silla Rota el propio líder sindical, quien advirtió que dicha decisión, tomada desde el 2017 por el IFT, podría significar el quiebre de la empresa propiedad del magnate mexicano, Carlos Slim, y con ello afectar a los miles de trabajadores del STRM.

"Nosotros estamos dispuestos a colaborar pero no pueden pasar por encima de nosotros", dijo Hernández Juárez.

Como muestra de su oposición, aunque el ordenamiento de IFT manda que el sindicato entregue una lista de los trabajadores que se irían a la empresa que se crearía para atender a los clientes mayoristas, aún no lo han hecho, informó el dirigente. Sobre el número de empleados que deben irse a la otra empresa, dijo que son 18 mil empleados.

En su opinión, la medida también podría llevar a la quiebra a Telmex, al subsidiar a la competencia.

"La preparan para su quiebra", alertó.

Aseguró que la empresa ha perdido ya 10 mil millones de pesos y si Telmex no tiene dinero, a los trabajadores les afecta.

Telmex por su parte afirmó que sí va y está en cumplimiento del ordenamiento.

La Silla Rota buscó una postura del IFT sobre el tema. El área de Comunicación Social ofreció dar una, pero en dos semanas no envió sus respuestas a un cuestionario que solicitó sobre el asunto.

Pero la resistencia del Sindicato de Telefonistas y por ende de trabajadores de América Móvil, de acatar la regulación ordenada por el IFT de dividirse en dos empresas para que una atienda al sector mayorista, conformado por los competidores de Telmex y Telcel y otra que atienda al sector minorista, compuesta por la mayoría de usuarios de telefonía celular, afecta tanto a los competidores como a los usuarios, consideró la ex comisionada del instituto, María Elena Estavillo.

Actualmente dentro de América Móvil –perteneciente a Carlos Slim- hay una unidad de negocios que atiende a los competidores y otra que atienden a los usuarios finales y lo que busca la empresa es tener mayor crecimiento de ventas y utilidades, pero donde se mezclan el negocio mayorista y minorista.

Entonces lo que puede suceder es que den un servicio deficiente, al considerar los servicios que les solicitan sus propios competidores, porque lo que les interesa es tener ganancias en el lado minorista de Telmex, explicó Estavillo en entrevista con La Silla Rota.

"Aquí la lógica de separar los negocios y estando separados en otra empresa los directivos de la empresa mayorista, es que también tengan el objetivo de mejorar sus operaciones, tener más clientes, más ganancias y tendrían un interés particular para que funcionen bien sus servicios y les compren más sin tener que hacer consideraciones de mejorar el negocio minorista", añadió.


 

PIDEN SER TOMADOS EN CUENTA

Hernández Juárez también dio a conocer su posición el 12 de noviembre en un video dirigido a los trabajadores y criticó que la empresa actúe como si la separación "estuviera funcionando y no tuviera marcha atrás y nosotros insistimos que no renunciamos en mantener integral a la empresa. Entendemos mientras no haya resolución en contra la empresa, lo explicamos cómo está actuando aunque no estamos de acuerdo, el IFT la está vigilando con lupa y pondría una multa desproporcionada", explicó.

"En este proceso de separación funcional notamos que se agudizó que la empresa no solo está operando cosas para ir en esa dirección sino que además nos estaba marginando en muchas de las materias de trabajo en actividades actuales y que se van implementar como es el internet de las cosas donde prácticamente no nos consideraba sino que no había manera de hacer arreglo con ella", agregó.

La Silla Rota buscó la postura de Telmex que dio una escueta versión sobre el tema.

"Telmex se encuentra a esta fecha en cumplimiento total de la resolución de separación funcional impuesta por el IFT. Estamos cumpliendo conforme al calendario establecido por la autoridad en su resolución".

Sin embargo, Carlos Slim deslizó su opinión el 18 de noviembre, cuando recibió el premio nacional de Ingeniería.

Ese día recordó que América Móvil, la empresa de telecomunicaciones que agrupa a Telmex y tiene presencia en América Latina, es considerada un actor económico preponderante, por lo que se quejó de que está sobrerregulada y por ello en riesgo.

"Telmex tiene sólo el 35 por ciento del mercado a pesar de lo cual lo consideran preponderante, la sobrerregulan y ponen en riesgo", expresó, y dijo que AT&T y Telefónica, sus competidoras, están subsidiadas por América Móvil.


 

LA INTENCIÓN ES QUE NO HAYA DISCRIMINACIÓN: EX COMISIONADA

Estavillo fue entrevistada sobre lo que parece ser la resistencia laboral de un grupo de trabajadores de Telmex a irse a la empresa mayorista. La ex funcionaria señaló que dicha disposición forma parte de la regulación que el IFT hace por ley cada dos años que determina medidas asimétricas para el actor preponderante del mercado, en este caso América Móvil. Sin embargo la resistencia ha hecho que se retrase la puesta en práctica de la regulación e incluso podría empalmarse con la próxima revisión de la regulación.

La ex comisionada recordó que no es la primera vez que el IFT ordena que una unidad de negocios de una empresa se separe en dos, aunque pertenezca al mismo grupo y antes no se había registrado resistencia de parte de los trabajadores, pero ahora sí. La ex integrante de IFT no descartó que tenga que ver con que afecta a la competencia.

"Todo el esquema de regulación del IFT el objetivo final es que haya un acceso no discriminatorio y más sencillo a los servicios de infraestructura de otros operadores, lo que facilitaría la competencia y el desarrollo de los servicios que dan los competidores y por lo tanto no es difícil entender por qué hay resistencia a cumplir estos mandatos y de hecho no es la única señal que esto sucede.

"Han sido continúas y constantes las quejas de los operadores quienes no han tenido un acceso tan sencillo a las facilidades que debería dar América Móvil y que están ordenados en todo este esquema de regulación asimétrica. Es una lectura de una resistencia bastante generalizada a un cumplimiento real y efectivo de esta regulación", dijo la egresada de Economía por el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores Monterrey (ITESM).


 

ES PARTE DE LA REGULACIÓN

La separación de Teléfonos de México ha unido a América Movil, a la que pertenece la empresa telefónica, como al Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana, encabezado por Francisco Hernández Juárez, quien desde el año pasado dio a conocer su postura sobre la llamada separación funcional y calificó la decisión del IFT como ´equivocada´.

"Se pretende que la nueva empresa atienda los requerimientos de la competencia. A nosotros nos parece, con toda certeza, que es ilegal. Desde luego no van a lograr que se desarrollen las telecomunicaciones en el país, pero están empeñados en mantener este proyecto con la única finalidad de obligar a Teléfonos de México a subsidiar a la competencia", según reportó Proceso en marzo de 2018 declaraciones del líder del STRM.

La separación funcional tenía de plazo el 30 de septiembre pasado. Consistía en que Telmex entregara una lista con los trabajadores que conformarán a la nueva empresa encargada sólo de atender a los mayoristas, y la lista tenía que ser confeccionada por el sindicato, que no lo hizo.

El plazo para concluir la división de Telmex concluye el 31 de enero del 2020 y es una condición que debe cumplir América Móvil para entrar al servicio de televisión de paga.

La ex comisionada explicó a La Silla Rota el espíritu de la regulación del IFT, que forma parte de proceso que inició hace años a raíz de reforma constitucional de telecomunicaciones y cómo ya había habido casos de divisiones de una empresa donde no se registró resistencia, como ahora ocurre.

"Es un proceso muy complejo porque significa decidir cuáles activos se quedan en una empresa, cuáles se van a otra, nuevos procesos, nuevas formas de relacionarse con los clientes, el IFT puso una serie de obligaciones como estar en edificios distintos, tener diferentes directivos y este proceso se llevó muchos meses de análisis. La misma resolución le permitía a América Móvil hacer una separación de presentación y se presentó, IFT la revisó, se le hicieron algunas modificaciones y finalmente se aceptó con unas modificaciones la propuesta de separación que presentó América Móvil.

"Esta propuesta a la que se ha ido dando cumplimiento por parte de América Móvil muy paulatinamente porque requiere mucho trabajo, la definición de una serie de cuestiones y pues una de las más importantes y es la que se ha puesto tanta atención es la cuestión de personal, el que trabaja en Telmex cómo se va a dividir, quiénes se quedan, quiénes se van a la empresa nueva y esto a lo que se ha encontrado mucha resistencia y oposición de los trabajadores.

-¿Un grupo se va a ir a otra empresa?

Va a seguir siendo propiedad de América Móvil, es simplemente una separación funcional como reestructuración del mismo grupo, no se vende a otro grupo distinto, va a ser una subsidiaria de Telmex, es el esquema que finalmente se autorizó por el Ifetel, es una nueva subsidiaria de Telmex. Entonces tampoco la separación digamos que será tan drástica porque va a seguir dependiendo de Telmex.

-Está el tema sindical.

-Sí.

-¿Algunos quieren pertenecer al sindicato?

Y tampoco hay razón para que deje de agruparlos, van a seguir siendo parte del mismo grupo y como va a ser subsidiaria de Telmex van a colgar de la misma empresa. No hay razón para pensar que se tendrían que salir para pertenecer a otro sindicato de ninguna manera. Pero además es  importante tomar en cuenta que la resolución del Ifetel no entró en ninguna cuestión laboral, ahí dejándole totalmente abierto tanto a América Móvil, Telmex como al sindicato que ellos decidan cuándo es la mejor manera hacer este cambio. Eso es importante, la resolución de Ifetel no aborda para nada la cuestión laboral.

-¿Cuál es el motivo de la resistencia para irse a la subsidiaria?

-Finalmente es una identificación con objetivos de Telmex, sí hay una resistencia a cumplir la resolución de IFT. En el pasado América Móvil ha hecho cambios como estos y nunca ha encontrado ninguna resistencia. Hace muchos años, ya pasó mucho tiempo, inclusive Telcel era subsidiaria de Telmex e hicieron un movimiento interno dentro del grupo. Telcel dejó de ser subsidiaria y no hubo ningún problema laboral con los trabajadores. Después, recientemente Telcel creó otra empresa a la que le cedió sus torres, infraestructura, tampoco hubo ningún problema sindical.

"Entonces sí llama la atención que en este caso aleguen estas dificultades tan grandes sindicales, ya que se trata de una orden de una autoridad y no decisiones del mismo grupo. En otras decisiones para crear otras empresas en América Móvil nunca hubo resistencia del sindicato, lo cual quiere decir que sí hay maneras de solucionar estos arreglos y el mismo sindicato y el mismo grupo han encontrado maneras de hacerlo de manera tersa sin mayores complicaciones. Sí llama la atención que en este caso esté resultando aparentemente tan difícil.

Estavillo explicó a La Silla Rota que en su opinión, el mandato debió ser incluso más claro.

"Inclusive como se definió al final la separación tan poco va a ser tan grande. Siendo aún comisionada me tocó votar en estos asuntos y aunque voté a favor de que se hiciera una separación, voté en contra del esquema final que me pareció muy tibio y que por esa tibieza no tiene la forma para alcanzar efectivamente los objetivos que se plantearon. El camino es el correcto, sí se debe buscar la separación pero debió haber sido una separación más tajante y clara.

-¿Al no ser más estricta que podría acarrear?

-Lo que puede caber es que efectivamente se estén generando costos administrativos, los que conllevan cualquier transformación importante y que las ganancias no sean tan grandes como deberíamos esperar para la competencia.

-¿Se pudiera dar el caso con la resistencia un retraso de regulación de IFT?

-Por supuesto y de hecho ya se retrasó, ya se solicitó una prórroga, el IFT la autorizó y quiere decir que ya vamos varios meses retrasados del objetivo planteado inicialmente y ya se está empalmando proceso con la nueva revisión que es cada dos años. Ya está ahora la tercera revisión y sí se abre la posibilidad de que en esta se dé marcha atrás o se debilite el esquema de separación que se había decidido.

-¿Afecta a usuarios o solo a competidores?

-Esto le afecta a todos los consumidores, pudiéramos decir los efectos directos son contra los consumidores, pues sí pero los competidores son los que ayudan a que haya un ambiente competitivo, que todos los operadores tengan incentivos para dar mejores servicios a usuarios finales. Si no hay competencia se debilitan los incentivos para que los operadores den mejores servicios y nos afecta como consumidores.

-Slim atribuía falta de crecimiento de los competidores a malas decisiones, ¿pero este tipo de asuntos tiene que ver?

-Por supuesto que tiene que ver este tipo de asuntos, cada operador se tiene que hacer responsable de su manejo de la eficacia de esta estrategia de negocios, ahí sí puede haber mayor mérito de unos que de otros pero lo que no podemos soslayar es que el ambiente competitivo en este sector no es lo que desearíamos, hay mucho que hacer aún por la competencia. A los operadores que tienen menor penetración o participación de mercado se les dificulta mucho tener acceso a estos servicios que debería proveer Telmex sin obstáculo y en la práctica hay muchos obstáculos que retrasan los servicios.

"No tienen la información que necesitan, por ejemplo para saber en qué parte del país hay infraestructura disponible para que puedan solicitarla mediando un pago y si los mismos operadores quieren extender sus propias redes enfrentan una serie de barreras y dificultades que les hacen perder el tiempo, gastar un dinero que no se justifica y no se puede decir que nada más no quieren invertir, no es así. Sí hacen esfuerzos para seguir creciendo en un ambiente muy adverso. Los que más cubren a usuarios son los servicios móviles y requieren los operadores móviles tener acceso a infraestructura fija del mayor operador del país, que es Telmex.

Con información de La Silla Rota

   


Visitas:


Encuesta




Nación & Mundo