*

Viernes 25 de Septiembre, 2020     |     Veracruz.
Suscríbete



Notas recientes

Así fue el "secuestro" de "Emilio"

La silla rota   /   
 Viernes, Enero 17, 2020

   

Fueron casi 24 horas de angustia para Carlos, dueño del bulldog inglés "Emilio", "secuestrado" ayer en la colonia Roma.

De acuerdo con la carpeta CUH-2/UI-2C/D/0144/01-2020, el perro se encontraba echado y sin correa, afuera del negocio donde trabaja Carlos, en la esquina de Jalapa y Guanajuato.

Desde días pasados, los "secuestradores" se dieron cuenta de la situación del perro, es decir, que era manso, estaba sin correa y por varios minutos quedaba sin vigilancia, por lo cual decidieron robarlo.

"Ya lo había hecho antes y sí jaló", aceptó Luis Carlos S., de 26 años de edad y uno de los detenidos. La otra sospechosa es Yamile y tiene apenas 16, confirmaron en la Fiscalía local.

Cámaras captaron cómo la tarde de ayer se llevaron a "Emilio". Lo llevaban cargando pese a sus casi 30 kilos. Allí comenzaron las amenazas: "vamos a matarlo si no nos das 10 mil varos", amenazaron a Carlos mediante mensajes de voz.

Se pactó que pagaría 5 mil pesos afuera del Metro Pino Suárez, a las 17:00 horas, luego en las inmediaciones de la Merced. Sin embargo, tras denunciar, agentes de Investigación montaron operativos para atrapar a los ladrones.

Ellos aparentemente se dieron cuenta y a las 23:00 horas le enviaron un mensaje de WhatsApp a Carlos diciéndole que ya no querían problemas y le entregarían al can en  Pabellón Cuauhtémoc; después cambiaron el punto de encuentra a la calle Doctor Pasteur, colonia Doctores.

Ahí de igual manera fue montado un operativo que culminó con la captura de la pareja que se llevó a "Emilio", de 5 años de edad.

Como no existe un delito similar al secuestro para animales, el delito que se les imputa es robo. Carlos tiene que acreditar que "Emilio" era suyo, ya sea con un documento o testigos, con el fin de que prosiga la imputación contra los detenidos.

En caso de ser sentenciado el adulto, podría solicitar beneficios de ley como seguir su proceso en libertad, ya que por el monto y la forma en que se consumó el hurto podría no ameritar prisión preventiva oficiosa, a menos de que así lo considere el juez de control.

Con información de La Silla Rota

   


Visitas:


Encuesta




Nación & Mundo