*

Viernes 25 de Septiembre, 2020     |     Veracruz.
Suscríbete



Notas recientes

Llegan los primeros migrantes a frontera de Guatemala con México; Guardia Nacional, al acecho

La silla rota   /   
 Viernes, Enero 17, 2020

   

Miembros de la Guardia Nacional recorren los distintos pasos informales que existen para el cruce ilegal de personas y mercancías entre México y Guatemala.

En la ribera del río Suchiate, sin embargo, un mando militar aseguró que hasta esta mañana no habían recibido ninguna instrucción respecto a la contención de la caravana.

En tanto, los migrantes que empezaron a llegar a la frontera se dirigen al Río para refrescarse.

Los primeros integrantes de la nueva caravana 2020 llegaron a la frontera de México con Guatemala.

En el lugar, aguardan el arribo del resto de los integrantes antes de intentar cruzar al país.

De acuerdo con autoridades locales, al menos un centenar de centroamericanos están apostados en la comunidad de Tecún Umán, pero se espera que arriben tres mil personas.

Este miércoles 15, los titulares de Gobernación y Relaciones Exteriores se pronunciaron en contra del paso de la nueva caravana migrante que se dirige hacia EU. 

Por su parte, Olga Sánchez Cordero, advirtió que México no es salvoconducto para los extranjeros que pretenden alcanzar "el sueño americano".

"Nosotros no vamos a dar salvoconductos. ¿Es claro? Clarísimo", dijo la funcionaria en entrevista, reporta La Jornada.

Por lo que el gobierno federal alistaría un operativo ante la caravana de migrantes procedente de Honduras.

"Habrá operativos especiales y, desde luego, agentes migratorios, por supuesto que habrá agentes migratorios, y vamos a coordinarnos nuevamente con el secretario de relaciones exteriores aquí en la Secretaría de Gobernación", señaló la funcionaria.

En tanto, el canciller Marcelo Ebrard, tras una reunión con el Alejandro Giammattei, nuevo presidente de Guatemala, dijo que "respecto a migración habrá diálogo bilateral una vez se interioricen de la situación", publicó en Twitter, refiriéndose al Plan de Desarrollo Integral por sus siglas.

Giammattei dijo que Ebrard expuso que "no los va a dejar pasar (a los migrantes hondureños) y que va a utilizar todo lo que esté en sus manos para impedir que pasen".

NOS REGRESAN A NIÑOS Y MUJERES

"(La Policía de Guatemala) nos están regresando a niños y mujeres, pero la gente se vuelve a venir", dijo un hondureño que llegó a la frontera con México.

Los migrantes reiteraron que la causa del exilio es la pobreza y la inseguridad que viven en sus países. Unos dicen querer quedarse en México, y otros mantienen la esperanza de llegar a los Estados Unidos.

"No tenemos oportunidades de vida, no hay trabajo", añadió otro centroamericano.

De acuerdo con autoridades locales, al menos un centenar de centroamericanos están apostados en la comunidad de Tecún Umán, de lado guatemalteco

Sonia Eloína Hernández, Alcaldesa de Suchiate, dijo que de ser necesario podrían habilitarse dos albergues para atender a los extranjeros.

Añadió que de acuerdo con informes preliminares, esperan la llegada de aproximadamente tres mil personas en la Caravana que partió ayer de San Pedro Sula, Honduras.

"Ya empezaron a venir a las 1:48 de la mañana el día de hoy, (el primer grupo) aproximadamente 60 gentes", expresó Hernández.

MIGRANTES, OBLIGADOS A REGRESAR

La primera caravana de hondureños migrantes del año, que ingresó a Guatemala por el departamento caribeño de Izabal, fue obligada a retornar este jueves a la frontera de ambos países para regularizar su situación, por orden de policías guatemaltecos y del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de EU (ICE, en inglés).

La Policía Nacional Civil de Guatemala y los funcionarios estadounidenses, vestidos de civil con camisa de botones, lentes oscuros y pantalones de comando, revisaron a decenas de hondureños que habían ingresado, en su mayoría, sin registro a Guatemala el pasado miércoles.

Las autoridades retuvieron a los migrantes a la altura de la aldea Entre Ríos, del departamento de Izabal, y los devolvieron en microbuses hacia la frontera del Corinto, desde donde habían ingresado como caravana.

La Agencia Efe pudo constatar la desesperación de la mayoría de los hondureños que fueron obligados a retornar a la frontera para identificarse y poder así continuar con su camino rumbo a Estados Unidos.

Una familia de tres niños, compuesta por un adolescente y dos mujeres, lloraba este jueves por tener que regresar a la frontera, pues aseguraron a EFE que son objeto de amenazas de la "Mara 18", una de las pandillas más temibles de la región.

Antes de ser ingresados a los microbuses -aptos para 10 personas-, los migrantes comenzaron a rezar guiados por Jorge, otro hondureño que condujo la oración "para tomar fuerza".

Solo algunos cuantos migrantes, en su mayoría hombres, consiguieron registrarse en la frontera para seguir su camino dispersos.

Tal y como lo anunció el presidente guatemalteco, Alejandro Giammattei, en su primer día en el cargo, las autoridades de Guatemala fueron más severos con quienes llevaran a sus hijos, pues, aunque existe un acuerdo para el libre tránsito -con previo registro con documento de identificación-.

El convenio exime a los menores de edad, quienes sí deben presentar pasaporte e ir acompañados de sus padres o ellos contar con un permiso de alguno de los dos.

Elementos de la Cruz Roja llegaron para atender a los migrantes con problemas de salud, algunos por heridas en los pies y con deshidratación tras más de cinco horas de haber caminado sin descanso hasta ser interceptados por los policías guatemaltecos y los funcionarios estadounidenses, que asesoran a los locales por un acuerdo entre ambos países en 2019.

Los policías detienen cada transporte público, bajan a los tripulantes y los revisan. Incluso algunos hombres que se registraron en la frontera sin problema, decidieron retornar a Honduras al viajar con menores de edad que no son admitidos por las autoridades guatemaltecas.

Además de los cientos de hondureños que cruzaron el pasado miércoles la frontera del Corinto, en el caribe, otros miles pasaron la frontera de Agua Caliente e ingresaron a Guatemala para seguir su camino por el mismo rumbo que el caminado por la caravana migrante que salió de la clandestinidad en octubre de 2018 y que llegó a México por la frontera guatemalteca de Tecún Umán, en el departamento de San Marcos (oeste).

Ambos grupos, tanto el que ingresó a Guatemala por la frontera de Corinto como la de Agua Caliente, partieron de Honduras el pasado martes por la noche.

El Ministerio de Gobernación (Interior) guatemalteco confirmó mediante una nota de prensa que "realiza operativos de seguridad" en la frontera de Corinto y también en Agua Caliete, donde "se verifica que las personas de origen hondureño que integran una caravana cumplan con sus trámites migratorios".

Guatemala y Honduras forman parte del denominado Triángulo Norte de Centroamérica, junto a El Salvador. La región es considerada una de las más violentas del planeta y de acuerdo a organismos internacionales, cada año al menos medio millón de ciudadanos de los tres países emigra a Estados Unidos de manera ilegal en busca de mejores oportunidades de vida.

Países buscan proteger a migrantes

La vicecanciller de Honduras, Nelly Jerez, dijo este jueves que su país coordinará acciones con El Salvador, Guatemala y México para proteger a los migrantes, a los que instó a no "exponerse" ellos ni a sus hijos.

Jerez indicó que sostendrá hoy una conversación vía videoconferencia con autoridades de El Salvador, Guatemala y México para coordinar acciones orientadas a "brindarle protección" a los inmigrantes sin importar "el lugar donde se encuentren".

"Cada país va a aplicar sus leyes, aquella persona que no porte sus documentos no va a pasar, no va a ingresar a estos países, así que aquel que vaya con un niño que no lleva su pasaporte, que no lleva su visa, que no lleva los documentos en orden, van a ser devueltos a nuestro territorio", subrayó la vicecanciller, según señaló la Secretaría de Relaciones Exteriores.

La migración es un "tema humano, sabemos que hay muchos requerimientos dentro del país, personas que quieren mejorar su calidad de vida y que tenemos que ir trabajando paso a paso para que nuestra gente no se arriesgue, no haga esta ruta migratoria, pues es altamente peligrosa", enfatizó.

Según el Instituto Nacional de Migración de Honduras, más de 800 hondureños, muchos de ellos menores de edad, cruzaron entre ayer y hoy hacia Guatemala, como parte de una caravana, mientras que cifras de organismos de derechos humanos cifran en alrededor de 2.000 a los migrantes.

Jerez instó a los padres de familia a no "exponerse" ellos ni a sus hijos a los "peligros" de migrar de forma irregular hacia Estados Unidos, país que ha endurecido las leyes migratorias para evitar la llegada de extranjeros indocumentados.

Agregó que autoridades de la Cancillería hondureña han mantenido comunicación "permanente" con los embajadores de Honduras en Guatemala, Mario Fortín, y en México, Alden Rivera, para dar seguimiento a la caravana de comenzó a salir el martes por la noche desde la central de autobuses interurbanos de San Pedro Sula, norte del país.

Los hondureños que pretenden llegar hasta Estados Unidos no ignoran el riesgo de no poder pasar de México, cuyo Gobierno avisó el miércoles que no entregará salvoconductos para que los miembros de la nueva caravana puedan atravesar el país con destino a la tierra del denominado "sueño americano".

Con información de La Silla Rota 

   


Visitas:


Encuesta




Nación & Mundo