*

Sábado 4 de Julio, 2020     |     Veracruz.
Suscríbete



Notas recientes

"Mi papá entró al hospital sano y luego falleció de covid"

La silla rota   /   
 Lunes, Mayo 25, 2020

   

A nivel nacional se ha escuchado una serie de casos en donde familiares, principalmente, cuestionan los diagnósticos y cifras de las autoridades de Salud por el tema del covid-19. En Chiapas, apenas esta semana, Jesús Alberto Pérez Espinosa advirtió que el fallecimiento de su papá el pasado miércoles comprueba que, para él, "algo perverso se trama" porque la salud de éste no era grave, y se los entregaron muerto.  

Antes de que llegara al Hospital General zona número 2 del IMSS ubicado en esta ciudad capital, conocido como "5 de Mayo", don Jesús Pérez Hernández, su papá, se había caído de un caballo cuando efectuaba una reparación de un techo de tejas, lo que le provocó, en días posteriores a ese accidente, fiebre por lapsos.

Para evitar que se complicara la salud del hombre de 57 años de edad y chofer, desde hace dos décadas, de una empresa harinera en su municipio de origen, Ocozocoautla de Espinosa, les recomendaron que lo trasladaran a la clínica covid adecuada en el Polyfórum Mesoamericano de Tuxtla, a media hora de distancia.

Luego de que médicos de ese inmueble descartaran que se trataba de un paciente con coronavirus, Jesús, su mamá y hermanos decidieron acudir al IMSS número 2 donde, tras cinco días de internamiento y de ser intubado, el señor perdió la vida con el diagnóstico de SARS CO-v2.

"Estamos destrozados, le inventaron esa enfermedad porque mi papá estaba sano, incluso hablamos horas antes por un radio móvil que le prestaron, y ya lo íbamos a sacar de ahí, mientras yo conseguía una ambulancia", confiesa en entrevista exclusiva con La Silla Rota.

Durante los días en que estuvo en ese lugar, Jesús Alberto no solo sentía desesperación, incertidumbre sino que además, según él, la subdirectora del nosocomio le advirtió "que hiciera lo que quisiera", pero que su progenitor se quedaría porque estaba contagiado y lo tenían que atender, lo que implicaba la intubación.

Sin embargo, la "pesadilla se hizo realidad" cuando médicos le aseguraron que no se pudo hacer nada para salvarlo; "es increíble, algo traman, porque mi papá estaba sano, incluso se paró de donde lo tenían, porque ya se quería salir de ahí".

El mismo día en que don Jesús feneció, rememora que hubo otros tres decesos sospechosos, "es un engaño, a todos de una vez los meten y los intuban y mueren; creemos que ya son órdenes de gobierno, tienen órdenes directas de no dejar salir a nadie con vida".

La Silla Rota solicitó al hospital una postura, la cual hasta el día de esta publicación no emitió.

Don Jesús, lejos de la vulnerabilidad 

Con voz "quebrada", advierte que él no sufría de enfermedades como: diabetes, hipertensión, ni era obeso ni fumaba, por lo que se descartaba la vulnerabilidad a contagiarse por covid-19 por alguna relación con la llamada comorbilidad.

La última vez que vio a su padre, fue cuando éste era ingresado en una camilla a la cual le adecuaron la cápsula especial para pacientes covid 19 o con síntomas de este virus.

"De ahí nos entregaron el cuerpo en una bolsa hermética, ya envuelto, y lo tuvimos que cremar", recuerda.

Incluso, resalta que a toda su familia le recomendaron "encuarentenarse", indicación que no han atendido "al pie de la letra" porque están convencidos de que Jesús falleció por una negligencia médica.

Tan es así que sí hubo un velorio de más horas, al que llegaron "muchos" vecinos, familiares y conocidos para "despedirse" de él, es decir que en este caso no se aplicó el protocolo de solo 4 o 5 horas para "acompañar" a un muerto por covid.

"No lo hicimos porque nosotros no tenemos nada, es mentira que mi padre falleció de covid, ¡no!", reitera Jesús, quien advierte que dicho protocolo de velación "es pura mentada de madre del gobierno"

Aunque descarta iniciar un procedimiento legal en contra del IMSS, pues para él nada le devolverá a su padre, además de que es un trámite tedioso e incluso más doloroso para ellos, Jesús, padre de familia de tres niños, amaga con "alzar la voz" desde cualquier medio de comunicación para que la gente sepa lo que, insiste, sucede en el hospital del IMSS.

De acuerdo con la Secretaría de Salud, hasta el momento se han registrado en la entidad chiapaneca alrededor de 972 contagios, de los cuales ya suman 80 defunciones. Solo hoy viernes, la dependencia reportó 76 nuevos eventos y seis decesos.

Con información de La Silla Rota 

   


Visitas:


Encuesta




Nación & Mundo