*

Sábado 15 de Agosto, 2020     |     Veracruz.
Suscríbete



Notas recientes

“Deseo ya no regresar al hospital”, celebra cumpleaños niño con cáncer

La silla rota   /   
 Martes, Julio 14, 2020

   

El pasado 12 de marzo, Matías cumplió 11 años y su familia le festejó con un pequeño pastel. Antes de que apagara las velas, su papá le dijo que pidiera un deseo, el menor cerró sus ojos, sopló y entonces les dijo que si querían saber cuál fue su deseo:

"Lo único que deseo es ya no tener que regresar al hospital y que ningún niño tenga que regresar al hospital".

A su corta edad, Matías lleva tres años librando una batalla contra el cáncer. En abril de 2017, fue diagnosticado con meduloblastoma y ha sido sometido a tres cirugías en su cabeza, un año de quimioterapia y más de 32 radioterapias.

Sin embargo, ahora enfrenta una nueva batalla, que es la de conseguir recursos para comprar la hormona de crecimiento que requiere para continuar su tratamiento.

Ulises, padre de Matías, lanzó un grito de ayuda en redes sociales para conseguir el dinero necesario para comprar este medicamento, que cuesta entre 8 mil y 12 mil pesos, el menor necesita dos cajas mensualmente.

“Yo por mi hijo hago lo que sea, sin ninguna pena me lancé en redes sociales a pedir ayuda. Imagínate qué tan complicado será (la situación) que salí a redes sociales con gente que no conozco a pedir ayuda”, indicó.

Ulises tiene una empresa de envasado, desde que Matías enfermó, se vio en la necesidad de despedir a sus trabajadores y que sólo la familia se quedara en el negocio, pero la pandemia de coronavirus ha causado que disminuyan sus ventas.

“Nosotros vendíamos nuestros productos en cafeteras y en algunos otros negocios, llevan tres meses cerrados, agarro mis productos, me voy a la Ciudad de México, al parque España, al parque México, me pongo en alguna esquina, voy tocando de puerta en puerta. Nos la hemos visto difícil y lo que sigue por nuestro hijo, porque es un tratamiento que no puede suspender", enfatizó Ulises, quien pide apoyo a la población para su hijo.

Matías es atendido en el Instituto Nacional de Pediatría, actualmente está en la etapa de vigilancia para verificar que el cáncer no regrese, porque una parte del tumor no pudo ser extirpada por su cercanía con el tronco cerebral. Además, están revisando el daño colateral del tratamiento, como el hecho de que su cuerpo dejó de segregar hormona de crecimiento.

Ulises explicó que debido a la quimioterapia y la radioterapia el cuerpo de Matías dejó de crecer de manera normal, ya que mide 1.27 centímetros a sus 11 años. Por esta situación, la endocrinóloga pediatra del INP les dijo que deben administrarle hormona de crecimiento.

“Hemos hecho lo humanamente posible para que no le falte nada”

Desde el año pasado la especialista les dio esta indicación, pero se enfrentaron a un problema ya que "desde ese momento nos anunciaron que el Instituto no da esa hormona de crecimiento. Dependiendo del laboratorio donde la busques, puede estar entre 8 mil y 12 mil pesos, nosotros usamos dos cajitas al mes por el tipo de dosis que se le pone a mi hijo.

"Hay cosas que no te terminas de explicar, porque el especialista del hospital te dice que el 85% de los niños que han sido tratados como mi hijo necesitan hormona de crecimiento, si ya lo saben por qué no te lo incluyen. Hasta el 2018 era una propuesta del gobierno anterior incluirla en el cuadro básico de atención a un paciente oncológico, lamentablemente todo eso cambió con la entrada de este nuevo gobierno", señaló Ulises.

Asimismo, este padre de familia dijo que desde que ha habido cambios en la atención que brindan en el Instituto Nacional de Pediatría, ya que desde que inició la pandemia cancelaron todas las consultas.

"Estamos pasándola muy mal al igual que miles de padres en este país, porque hoy no es la misma atención que hemos recibido", dijo Ulises, quien contó que a Matías le salió herpes en la boca y también sufrió de esofaguitis, pero al acudir al Instituto le dieron la cita hasta dentro de seis meses para el primer caso y de ocho meses para el otro, por lo que decidieron llevarlo con un especialista privado.

En este momento, lo que más preocupa a Ulises es conseguir dinero para comprarle la hormona de crecimiento a Matías, dijo que tras su llamado de apoyo en redes sociales, ha recibido ayuda económica de algunas persona y también muchas oraciones para su hijo.

"El reto es para mi hijito, porque el que está dando la batalla es él, nosotros como sus papás lo amamos, lo procuramos, hemos hecho todo lo humanamente posible para que no le falte nada, para que pueda seguir dando su batalla”, enfatizó.

Con información de La Silla Rota 

   


Visitas:


Encuesta




Nación & Mundo