*

Sábado 15 de Agosto, 2020     |     Veracruz.
Suscríbete



Notas recientes

Endurecen en recta final controles en etiquetado de alimentos

La silla rota   /   
 Martes, Julio 14, 2020

   

Las autoridades buscan proteger a los niños de los alimentos "chatarra", por eso alistan cambios en la Ley General de Salud en Materia de Publicidad para prohibir el uso de personajes, celebridades y deportistas en los comerciales de productos que tengan algún sello del nuevo etiquetado de advertencia.

La Comisión Nacional de Mejora Regulatoria lleva a cabo la consulta del Decreto por el que se Reforman, Adicionan y Derogan diversas disposiciones del Reglamento de Control Sanitario de Productos y Servicios y del Reglamento de la Ley General de Salud en Materia de Publicidad, el cual tiene como objetivo armonizar las acciones con el nuevo etiquetado de alimentos que entra en vigor en octubre.

Hasta el pasado viernes, la consulta en Conamer tiene 108 comentarios tanto de representantes de la industria de alimentos como de especialistas en salud, principalmente en sobre obesidaddiabetes y otras enfermedades crónico degenerativas que se buscan combatir con este cambio de políticas públicas.

El principal cambio que se propone en el decreto es que "La publicidad de los productos preenvasados que en su etiqueta incluyan uno o más sellos de advertencia o la leyenda de edulcorantes, de conformidad con la normatividad correspondiente, no deberá incluir personajes infantiles, animaciones, dibujos animados, celebridadesdeportistas o mascotas, elementos interactivos, tales como juegos visual-especiales o descargas digitales, dirigidas a niños, que inciten, promuevan o fomenten el consumo, compra o elección de dichos productos.

Asimismo, se indica que la publicidad de productos preenvasados deberá incluir los sellos de advertencia que tiene el producto, de acuerdo con la Norma Oficial Mexicana 051, y no deberá mostrar leyendas de recomendación de organizaciones o asociaciones profesionales.

En las modificaciones se menciona también que la publicidad de los alimentos procesados no debe mencionar que su consumo es determinante para modificar la conducta ni indicar que tiene ingredientes o propiedades que no tiene.

La pandemia de covid-19 puso en evidencia los problemas de salud de la población mexicana, ya que padecimientos como obesidaddiabetes e hipertensión son factores de riesgo que han causado que gran parte de las personas que se han contagiado, tengan complicaciones o lamentablemente mueran.

Desde el año pasado la Secretaría de Salud y organizaciones como El poder del Consumidor impulsaron el proyecto del cambio de etiquetado frontal de alimentos por el sistema de sellos de advertencia, que a pesar de la presión de la industria entrará en vigor en octubre próximo.

Con los cambios que se aprobaron a la Norma Oficial Mexicana 051 no sólo se modificó el etiquetado frontal de alimentos por los sellos que advierten si un producto es alto en grasas, azúcares, sodio y calorías, sino también se prohibió el uso de personajescelebridades y promociones en los productos que tengan al menos un sello.

Las modificaciones que se proponen ahora en materia de publicidad son sólo para armonizar con los cambios a la NOM 51, explicó Alejandro Calvillo, director de El Poder del Consumidor, en entrevista con La Silla Rota.

"Es una correspondencia directa con el espíritu de la norma, que es la que regula el etiquetado de los alimentos y las bebidas no alcohólicas. Establece que los productos que tengan alto contenido de azúcares, de grasas, de sodio, que tengan alguno de estos octágonos de advertencia no van a poder tener elementos que puedan ser atractivos para los niños.  

"Esto se resume en los personajes, es donde la industria reclama que se están afectando sus derechos de propiedad intelectual y las imágenes de su marca, pero se ha demostrado claramente que es una forma de enganche, de persuasión hacia los niños, de que los menores entiendan que ese producto es para ellos, que esos personajes los atraigan y que también hay un efecto sobre los adultos de pensar que si es un producto para niños debe ser saludable", señaló Calvillo.

Cuando se hizo el cambio de etiquetado frontal, la industria de alimentos mostró resistencia bajo el argumento de que el que todavía vemos en los productos, que es el de Guías Diarias de Alimentación (GDA), era claro.

Calvillo indicó que para estos cambios en la publicidad también han visto resistencia y no sólo de las empresas de alimentos, sino que también la radio y la televisión se están sumando.

"El tema es que hay un interés superior de la infancia que está por encima de los intereses comerciales y esto ya se ha regulado en otros países, no es que México lo está haciendo por primera vez. Ellos (las empresas) podrán utilizar sus personajes cuando los alimentos no tengan advertencias y esa será una manera de proteger la salud de los niños", enfatizó.

La pandemia de covid-19 desnudó los problemas de salud de la población mexicana. Hasta el pasado 29 de junio se reportaban 27 mil 121 muertes, 42% de esas personas tenían hipertensión, 36.87% diabetes y 25.03% obesidad.

Al ser cuestionado sobre si algunas de esas muertes se habrían prevenido si se hubieran cambiado las políticas públicas desde hace años, Simón Barquera, director del Área de Investigación en Políticas y Programas de Nutrición del Centro de Investigación en Nutrición y Salud del Instituto Nacional de Salud Pública, respondió que sí.

"Sí, sin lugar a duda porque las enfermedades crónicas generan una respuesta inmune subóptima, entonces eso es parte del mecanismo por el que estamos experimentando todas estas complicaciones, porque hay muy pocos mexicanos sin enfermedades crónicas", señaló.

Mientras que Calvillo señaló: "La realidad que tiene la población mexicana frente a la covid-19 se debe justamente por el grado de incidencia de enfermedades principalmente vinculadas  a un deterioro de la alimentación: hipertensióndiabetesobesidad. Se relacionan directamente con un consumo de alimentos muy altos en azúcares, en grasas y en sodio, que es la característica común que tienen estos productos. La pandemia lo desnuda de manera más profunda".

Barquera explicó que esto es una sindemia, que es cuando hay dos epidemias que aunque tengan una causa distinta se suman y generan un efecto negativo sinérgico. Aunque recordó que la obesidad y las malas dietas generan por sí solas alrededor de 100 mil muertes anuales en el país.

"Se van a exacerbar mutuamente, porque por ejemplo, la covid, con toda la contención, el aislamiento físico, los problemas de cambios en estilos de vida y las alteraciones económicas, pues sin duda va a tener un impacto sobre la dieta y la seguridad alimentaria. Entonces la covid tiene el riesgo de empeorar la pandemia de sobrepeso y obesidad y la pandemia de sobrepeso y obesidad empeora el covid porque hace que las personas respondan de una manera subóptima a la infección", detalló el especialista.

Calvillo dijo que si desde hace 10 años se hubieran hecho cambios al conjunto de políticas públicas sobre impuesto a las bebidas azucaradas, etiquetado claro y regulación a la publicidad, se podrían haber evitado muertes por covid-19 actualmente, ya que las condiciones de salud de la población serían diferentes.

Para Barquera, quien lleva años trabajando en estos temas, es posible todavía revertir las tendencias de obesidad y diabetes en los mexicanos. "Hay que reforzar toda esa orientación para evitar alimentos ultra procesados, yo creo que la población se tiene que apoyar mucho en el nuevo etiquetado de alimentos que ya pronto va a entrar en vigor y tiene que buscar mantener niveles de actividad física aún estando con este confinamiento físico. Luego, cuando gradualmente se vaya regresando a las actividades normales, estar muy atentos a cambios de estilo de vida saludables".

   


Visitas:


Encuesta




Nación & Mundo