Los alcaldes electos de los municipios aledaños a la cuenca del río La Antigua se pronunciaron en contra de la construcción de la presa del río Los Pescados, que abastecería agua para Xalapa, dado a que esa zona no dejará beneficios, declaró el presidente municipal electo de Jacomulco, Gilberto Ruiz.

"Estamos solicitando al gobierno del estado que nos reciba, que quiten este proyecto porque no nos beneficia, o en su caso que hagan una consulta pública para que vean si la población realmente la quiere, pero si no que retiren el proyecto", expresó.

En conferencia de prensa, dijo que la población está consciente en que este proyecto hidroeléctrico es en beneficio de Xalapa, sin embargo, no entienden por qué no buscar otro sitio de dónde se pueda abastecer a los capitalinos.

"Queremos que nos digan por qué no existe otro proyecto, otra cuenca de donde atraer agua para Xalapa, nosotros si nos quitan el agua del río no tendremos con qué vivir, porque de eso vivimos nosotros, es por eso que pedimos que el gobernador nos reciba y nos atienda y escuche nuestra demanda".

En ese sentido, Gilberto Ruiz, declaró que ante la falta de respuesta por parte de las autoridades para detener la construcción de las dos presas, han decidido hacer un frente común, para luchar por los derechos y riquezas naturales de la cuenca de la Antigua.

Por su parte, el alcalde electo de Apazapan, Efraín González Flores, declaró que ya han interpuesto una denuncia ante la Procuraduría Federal de Protección al Medio Ambiente (PROFEPA), para que detengan las obras y supervisen el estudio de impacto ambiental en la zona, además de que revisen los permisos con los que cuenta la empresa brasileña que lleva a cabo los trabajos de las presas.

Sin embargo, González Flores comentó que la dependencia ha sido omisa a sus denuncias y llamados por parte de la ciudadanía, ya que hasta el momento no han acudido a ningún municipio afectado.

El alcalde electo de Apazapan, dio a conocer que son cerca de 15 municipios los que se verían afectados con la construcción de las dos presas, ya que se dedican a los servicios turísticos, y al terminarse el río los Pescados no tendrían un área natural para detonar.