Veracruz, Ver.- Por un golpe que afectó la médula, los vasos sanguíneos de la cabeza y la segunda vértebra cervical, murió el niño de 9 años, Luis Ángel Vázquez Conde.

Esto después de que el día domingo 19 peleara con su hermano de 16 años, Héctor Manuel Vázquez Conde, y el pequeño resultara golpeado severamente en la cabeza antes de irse a dormir.

Al siguiente día, lunes 20, después de que Héctor Manuel se fuera temprano a clases en el bachillerato 'Vicente Lombardo Toledano', Luis Ángel, al querer ser despertado por sus padres, ya no lo hizo.

En un principio pensaron que a Luis Ángel lo había mordido una víbora mientras dormía, ya en la colonia Vicente Lombardo, donde viven, carecen de servicios públicos, y está rodeada de terracería y monte.

Llamaron a la Cruz Roja y el personal encontró en la cabeza de Luis Ángel raspones y huellas de posible violencia, pero no fue hasta que su hermano Héctor regresó a casa, ubicada en la calle Emiliano Zapata entre Hule y Jobo, cerca de la una de la tarde, y confirmara que habían peleado.

Héctor, severamente afectado

El sub procurador de la región, Arturo Herrera Cantillo, afirmó que Héctor Manuel se encuentra con sus padres, luego de que ellos pidieran que no se le pusiera bajo custodia y se comprobara que está seriamente afectado por lo ocurrido, aunque la investigación continúa.

“Los niños estaban en casa, se llevaban bien y como muchos adolescentes discutieron y aparentemente el niño mayor golpeó al hermano y el joven a la hora de que trastabilla y se desnuca corroborado por Servicios Periciales", detalló el funcionario.

La investigación se sigue realizando por la Agencia Octava del Ministerio Público y se pasará a la agencia de responsabilidad juvenil.

Añadió que por el momento no se sabe si también se iniciará alguna investigación por omisión de cuidado a los padres, pues esto dependerá directamente del Ministerio Público.

Hasta el momento lo que la investigación arroja es que se trató de una pelea entre hermanos y que terminó en tragedia.

La familia se encuentra en su vivienda ubicada en la colonia Vicente Lobardo Toledano al norte de la ciudad de Veracruz, donde están pasando por un proceso de duelo.

La abuela, quien se hallaba al cuidado de los niños, es la principal testigo de los hechos y la que está siendo llamada también para las diligencias, pues ella fue quien encontró el cuerpo sin vida del pequeño sobre la cama, cuando pretendía despertarlo para que desayunara y después se fuera a la escuela.

El DIF de Veracruz ya está enterado de la situación y listo para dar el apoyo necesario a la familia en caso de que se les solicite.