La mitad de las personas que sufren hipertensión arterial ignoran que la padecen. Conocida como la enfermedad silenciosa porque evoluciona sin síntomas, cuando se manifiesta es por la presencia de alguna de sus complicaciones, entre las más frecuentes: retinopatía  hipertensiva, infarto en el cerebro o corazón y daño renal.

Así lo informó José Luis Barradas, Velásquez, médico de la Coordinación de Prevención y Atención de la Salud del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en la delegación Veracruz Norte.

Por ello, la alimentación desempeña un papel primordial en la persona con hipertensión arterial (presión alta), ya que debe cumplir con las reglas básicas de equilibrio, variada, cantidad suficiente y adecuada de acuerdo con los requerimientos nutricionales de cada individuo.

En primer lugar, el paciente debe reducir al máximo el consumo de sal y de alimentos que la contengan, como son: productos comestibles enlatados, papas fritas, chicharrones, longaniza, carnes grasosas o empanizadas; además de moderar el consumo de alcohol, café y evitar el hábito de fumar.

Por  tanto  se deben consumir carnes magras, es decir con poca grasa; pescado, si es de pollo, retirarle la piel y toda la grasa visible; comer frutas, verduras y cereales integrales que son ricos en fibra y ayudan a controlar la presión.

En las mañanas se puede desayunar, por ejemplo: leche descremada, claras de huevo con verduras, frijoles, pan integral y una fruta; cabe aclarar, no consumir más de tres huevos por semana y todo debe cocinarse con aceite vegetal, de preferencia de oliva o soya; durante la comida se puede tomar un consomé de pollo o sopa de verduras, arroz hervido, carne asada o al vapor, condimentada con hierbas de olor, acompañada de una ensalada aderezada con limón.

Durante la cena, puede ser un atole o té, verduras guisadas con queso panela, requesón o cotagge, pan tostado, fruta y galletas marías; entre comidas se sugiere ingerir una colación como gelatina, fruta de temporada o zanahorias y jícama rayada.

También se  recomienda  evitar consumir productos chatarra, como pasteles, dulces, chocolates, refrescos, pan dulce, hamburguesas y hot dogs, ya que son causa de muchos padecimientos en la salud.

Por todo la anterior, si usted sufre de hipertensión, el Seguro Social recomienda acudir con  un especialista para cuidar su nutrición y controlar la tensión arterial; ya que muchas veces el paciente no sabe que está enfermo, por ser un mal silencioso que no presenta síntomas y el paciente se da cuenta hasta que ya muchos órganos del cuerpo están severamente afectados.