Defraudados de la inmobiliaria Itaka se manifestaron frente a la Procuraduría de Justicia del Estado para exigir celeridad en las investigaciones contra la empresa, por el fraude que cometió.

En el 2005, la inmobiliaria Itaka vendió a 300 personas, igual número de lotes en un terreno ubicado en Emiliano Zapata, frente al batallón militar. Después de que las personas pagaron lo acordado por el terreno, cantidades que iban de 180 a 200 mil pesos, la empresa se negó a entregar los predios.

“Estuvimos pagando de 3 mil, 5 mil o 6 mil pesos mensuales, dependiendo de terreno, y en el 2009 terminamos de pagar los terrenos; cuando le pedimos a la inmobiliaria que entregara los terrenos, no lo quiso hacer.

“La empresa insistía en que ellos iban a construir las viviendas, y que las teníamos que comprar nosotros; les dijimos que no, que cada quien va a construir como considere pertinente”, se quejó José Manuel Jiménez Márquez, uno de los afectados.

Los inconformes pusieron una denuncia ante la PGJ hace ocho meses, pero debido al cambio de titular de la dependencia, las investigación del caso se ha detenido, y los afectados no han recuperado su inversión ni el terreno.

“Estamos realizando esta manifestación porque según lo establecido, la autoridad debió darnos una respuesta hace 15 días, pero a la fecha no tiene una solución para nosotros”, comentó Jimenez Márquez.

La inmobiliaria Itaka  primero se llamó “Terranova”, nombre con el cual adquirieron los predios, luego pasó a ser “Itaka-Loma Bonita”, posteriormente “Coldwell Banker”.

A decir de los manifestantes la empresa inmobiliaria revende los terrenos dejando fuera a los propietarios que ya liquidaron los adeudos.

Hasta el frente de la PGJE llegaron promedio de 20 personas defraudadas por Itaka, que representa a los 300 afectados por la inmobiliaria.