Xalapa, Ver.- El dirigente del Congreso Agrario Permanente, Luis Gómez Garay, externó la necesidad de la creación de una reforma financiera para el campo, luego que el salario mínimo no alcance para los trabajadores del campo, quienes perciben alrededor de 80 pesos diarios, sin oportunidad de contar con prestaciones ni seguridad social.

Gómez Garay dijo, se ha planteado al presidente un nuevo esquema de abasto en el que se pueda superar la especulación de los productores agropecuarios, e insistió en que se deben tener créditos blandos para el campo, sobre todo en lo que se refiere a infraestructura para producción, y en el tema de la adquisición de productos.

Añadió que debe implementarse un sistema que permita cambiar las reglas de operación “opacas”, que no permiten al campesino acceder a programas o proyectos productivos.

Asimismo, insistió en que esta reforma al campo debe ser integral y debe establecerse como prioridad la comercialización, para evitar los costos de compra por debajo de los de producción.

Recordó que ante estas problemáticas, se han dado casos en los que jornaleros son engañados para trabajar en lugares bajo condiciones no aptas, y señaló, que al menos 4.5 millones de personas se mueven de forma interna en el sector rural, mismas que son contratadas sin ninguna prestación.

En este sentido, informó que la Ugocp tiene reportado ante la Secretaría del Trabajo, 3 casos de hacinamiento de jornaleros, uno de ellos comprado.