Córdoba, Ver.- (AVC) Por falta de maestros o instalaciones apropiadas, escuelas primarias no pueden ingresar o permanecer en el programa Escuelas de Tiempo Completo, en tanto que otros planteles como la Ignacio Zaragoza, reconocida por el gobernador Javier Duarte como la mejor primaria de Veracruz, espera desde hace diez años la construcción de una cocina para dar un buen servicio.

“Estamos improvisando un salón para seguir dando el servicio de comedor que establece el programa de Escuelas de Tiempo Completo, desde la administración de Juan Lavín en el Gobierno de Córdoba, y de Fidel Herrera, en el estado, no se nos ha dado respuesta alguna”, expresó María Eugenia Solís Nieves, directora de la primaria Ignacio Zaragoza, de la comunidad de San Matías Los Mangos.

Incluso, reconoció que desde hace dos años, carecen de los maestros de quinto y sexto; aún cuando se supone que son una escuela completa no lo son, porque no hay dirección efectiva, "Hacen falta dos maestros para liberar la Dirección, en realidad todo el trabajo que tiene la escuela es muchísimo y se necesita tener un director efectivo".

Enfatizó que en su caso funge como directora y maestra de grupo, lo que limita la atención a los padres de familia y la gestión para apoyar a la escuela, la cual tiene una matrícula de 120 alumnos.

Este lunes el plantel educativo fue beneficiado con la entrega de computadoras que hizo el Ayuntamiento de Córdoba, así como el apoyo que reciben de contar con un maestro de computación y arte con el fin de promover la cultura en escuelas de la zona rural, sin embargo, la falta de una cocina y de dos maestros de grupo tiene sus consecuencias, pues muchas veces la atención a padres de familia no es la adecuada.

“Ya desde que vino el Gobernador en el 2011 que tuvimos la fortuna ya casi nos estaban poniendo 20 maestros pero no llegaron, nos dicen que ya merito pero no vemos claro. Nuestra supervisora también gestiona, también se mueve con la SEV, pero mientras no haya el recurso económico para contratar maestros, no llegan”, agregó.

Y es que aún cuando la escuela tiene una clave no se cuenta con el docente, los que han llegado sólo cubren interinatos, recientemente en septiembre llegó una maestra, la cual se fue ya, en tanto que el plantel ha incrementado su matrícula en los últimos años, debido a que como es una escuela de tiempo completo, muchos padres de familia aprovechan por los horarios que tienen de trabajo.