Xalapa, Ver.- (AVC) El investigador de la Universidad Veracruzana (UV), Carlos Garrido de la Calleja, afirmó que el fenómeno de la migración se ha recrudecido en Veracruz, al grado de que el 70 por ciento de los municipios padecen el éxodo de sus habitantes.

Explicó que de ese universo, tres de cada diez ciudadanos han tenido una experiencia relacionada a la salida o expulsión de veracruzanos, en la búsqueda de mejores opciones de vida.

“Veracruz sigue viviendo una migración acelerada, donde más del 60 por ciento, casi 70 por ciento de los ayuntamientos, viven experiencia migratoria”.

El académico expuso que un nuevo fenómeno se viene a sumar a esta problemática, que es la de los veracruzanos que han tenido que migrar, desplazados por la inseguridad, sin embargo a la fecha nadie tiene estadísticas, pues están rebasados.

El experto mencionó que el fenómeno de migración deja ingresos anuales de casi 40 mil millones de dólares, entre las remesas, el hecho de que jubilados americanos vivan en México y el paso de centroamericanos que buscan llegar a la Unión Americana.

“Esto nos habla de que la migración tiene aportes significativos en la economía nacional, por lo tanto nos demanda a los legisladores, académicos y sociedad civil una atención integral”.

Comentó que no se puede pasar por alto que los migrantes aportan tanto a la economía de origen, como a la de destino, por lo que se deben aplicar políticas públicas y no sólo acciones espontáneas.

Dijo que con la más reciente reforma energética, serán las remesas el principal ingreso de la economía nacional, por lo que se debe entender a la migración no como un fenómeno, o moda, sino como una realidad, pues ya es una forma de vida.

Consideró básico que la federación permita a los ayuntamientos participar en la toma de decisiones de manera concurrente y no sólo dejar la responsabilidad a la federación, cuando son los ayuntamientos los primeros que tiene contacto con el fenómeno