Coatzacoalcos, Ver.- (AVC) La diputada federal Patricia Peña Recio descartó ofrecer disculpas sobre las declaraciones que realizó en días pasados sobre los migrantes, pues negó haberlos tachado de delincuentes.

En entrevista, la legisladora por el distrito de Coatzacoalcos dijo que ella únicamente expresó lo que algunos porteños le han manifestado con respecto a que cometen asaltos y prostitución.

Peña Recio afirmó que no es xenófoba, como se le ha señalado, e insistió en que en la Cámara de Diputados ha votado por modificaciones la Ley de Migración a favor de los indocumentados.

La priista indicó que no le preocupa la queja que fue interpuesta en su contra ante el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), pues aseguró que tiene forma de sustentar sus palabras.

“La queja de la Conapred la tengo que contestar y ya, es algo normal, o sea no es algo que me preocupe, yo dije lo que tenía que decir. Yo las palabras que dije tengo como sustentarlas, tengo pruebas”, apuntó.

Además, sostuvo que como servidora pública tiene derecho a expresarse y eso fue lo que hizo durante una entrevista realizada durante la semana pasada.

Cuestionada sobre los puntos en los que los migrantes asaltan o ejercen la prostitución, Patricia Peña invitó a los reporteros a realizar una investigación al respecto.

La diputada federal reiteró que los migrantes tienen facilidades para ingresar al país e incluso quedarse en sitios como las garitas, donde se les permite quedarse hasta por 72 horas.

“A final de cuentas ellos tienen que buscar por donde quieren pasar, si requieren ir por el tren o irse por otro lado, qué les puedo decir. Yo lo que puedo hacer por ellos ya lo hice,  ellos tienen donde llegar, si llegan en camión, caminando o lo que sea a una garita tienen la seguridad de que ahí no les va a pasar absolutamente nada y van a tener 72 horas para poder seguir su paso y llegar hasta donde quieren llegar, Estados Unidos”, agregó.