Veracruz, Ver.- El coordinador del Programa de Cultura Marítima de la Universidad Veracruzana (UV), Virgilio Arenas Fuentes, manifestó que el 40 por ciento de la cresta arrecifal del Parque Nacional Sistema Arrecifal Veracruzano (PNSAV) ha sido dañada por la palizada que arrastra el río Jamapa.

El investigador de la UV señaló que la palizada que arrastra el afluente es resultado de la deforestación provocada por seres humanos, no por lluvias o deslaves naturales.

Incluso, el entrevistado dijo que se tienen datos de que el 95 por ciento de los recursos de la cuenca del río Jamapa han sido deforestados a lo largo del tiempo, pero estimó los daños se aceleraron hace un siglo.

“Debido a la deforestación se descarga una enorme cantidad de palotada, seguramente ustedes han tenido oportunidad de verla los fines de semana, estas palotadas se acumulan en las playas y en las playas para nosotros forma parte del folclor playero, pero si uno observa con detenimiento estos troncos, uno observa que están cortados, o sea, no son producto natural de un huracán o un deslave”, subrayó.

El entrevistado explicó que los troncos cuando llegan a la costa colisionan con los arrecifes con una fuerza similar a la de un mazo, lo que provoca su debilitamiento y su destrucción por el golpeteo constante de la palizada.

Virgilio Arenas Fuentes indicó que la modificación de la cresta arrecifal provoca la transformación de los ciclos ecológicos en el parque marino.

“Lo que nosotros estamos estudiando es que estos troncos, estas palotadas, cuando llegan al mar, flotan en el mar y se convierten en verdaderos mazos que golpean la estructura arrecifal, la destruyen y la rompen (…), los troncos lo que hacen es destruir la cresta arrecifal, cuando la cresta arrecifal se rompe cuando recibe el impacto de un tronco, convirtiéndose en área debilitada, llega el siguiente tronco y se derrumba esa parte”, remató. 

Avc