Donald Trump afirmó se siente orgulloso de haber expulsado al periodista mexicano Jorge Ramos de su conferencia de prensa en Iowa y dijo que hasta lo han felicitado.

El aspirante a la candidatura republicana presumió que el día de la conferencia, manejo bien el asunto con Jorge Ramos.

"Creo que manejé bien eso. He recibido muchas felicitaciones", dijo Trump a la conductora de radio Laura Ingraham.

Durante la conferencia de prensa, Jorge Ramos encaró a Donald Trump y le preguntó sobre el tema migratorio.

El magnate norteamericano y ahora también político, le ordenó a Jorge Ramos que se sentara y se callara y como no fue obedecido, le ordenó a uno de sus guardaespaldas que lo echara del salón.