Agencias

Las Choapas, Ver.- La mala suerte enluteció a una familia de trabajadores del campo de la localidad de Las Colinas, después de que el padre y el hijo fueran alcanzados por un rayo que a ambos les mató.

Las víctimas son Roberto Flores Mar, de 40 años, y su pequeño hijo Roberto Flores Martínez, de siete.

El reporte indica que ambos habían salido la tarde del miércoles a soltar al potrero el caballo que el padre usa para moverse por las parcelas cuando va a trabajar, sin embargo, como a 300 metros de la casa, al parecer, los cogió una intensa lluvia.

El padre y el chico se metieron bajo la copa de un árbol, que fue alcanzado por un rayo que a ambos les arrebató la vida. No pudieron hacer nada por salvarles pues fue horas después que les encontraron.

La madre del pequeño y esposa del finado, Rut Mirella Martínez Salas, explicó que anoche se acostó con su hija porque dieron las 10 de la noche y ambos no llegaban. La mujer no se extrañó pues en otras ocasiones ya habían hecho lo mismo porque se quedaban a charlar con un señor que vive más arriba de la casa de ellos.

La mujer se fue a la cama con esa idea, sino hasta la mañana del jueves que el caporal del rancho le fue a tocar a la puerta con la noticia fatal de que su hijito y su esposo yacían bajo un frondoso árbol del cual aún salía humo y fuego.

Pese al llamado a las autoridades, nada se pudo hacer, los dos cadáveres fueron encontrados con señales de cenizas y carbonización a consecuencia del fuerte golpe de la electricidad del fenómeno natural.

Los dos fueron trasladados al forense a la espera de la autopsia de rigor.