Córdoba, Ver.- De mayo a la fecha  la delegación regional de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), registra dos casos de periodistas de la zona central  que han recibido amenazas vinculadas a su desempeño profesional, por ello les fueron dados a conocer  los protocolos de protección a periodistas.

Manuel Antonio Sánchez Hernández, titular de la oficina en Córdoba, expresó que Derechos Humanos da seguimiento a que la Secretaría de Seguridad Pública y la Fiscalía General del Estado, cumplan con brindar la protección necesaria para salvaguardar la integridad del periodista o en su caso, de los defensores de derechos de la población, que en algún momento se sientan bajo amenaza.

Sostuvo que el organismo independiente hace hincapié en la capacitación a los cuerpos de seguridad para que sepan cómo actuar ante la activación de protocolos de protección a defensores de derechos humanos o periodistas, pues recae en Seguridad Pública y la Fiscalía brindar todas las herramientas necesarias, como el traslado de la persona, su custodia segura e iniciar la investigación correspondiente.

“Dentro del plan de trabajo y constante capacitación que tenemos hacia los diferentes organismos, específicamente SSP, tenemos ya plática con elementos de Tierra Blanca sobre la protección a defensores de derechos humanos y periodistas, se tiene que implementar en los tres niveles de gobierno entre policía federal, estatal y las preventivas, incluso con gente de reclusorios y de Tránsito, venimos dando pláticas en todo el estado en las nueve delegaciones”, afirmó.

Insistió en que la capacitación debe cumplirse al cien por ciento para que en su actividad los elementos de seguridad,  realmente velen por los derechos humanos de la persona que está requiriendo el protocolo.

En el caso de defensores de derechos humanos, no se tiene que ser parte de una organización no gubernamental, basta con ser cualquier persona que haya presenciado alguna supuesta violación a los derechos humanos y quiera defender, citó como ejemplo a quienes ayudan a los migrantes, aunque en este tenor nadie ha acudido a la delegación regional para solicitar se active el protocolo.

 Aseguró que el seguimiento se da de manera discreta, es un protocolo que se cumple dentro de una carpeta de investigación por lo que no es algo que se haga público, por la complejidad y “gravedad” de la situación. 

Avc