La onceava caravana de madres migrantes centroamericanas arribará a México el próximo 30 de noviembre en busca de sus hijos desaparecidos e ingresará por el puerto fronterizo El Ceibo, en Tabasco, informó Rubén Figueroa, coordinador del Movimiento Migrante Mesoamericano.

A partir de esa fecha y hasta el 18 de diciembre, el contingente, denominado Una madre no se cansa de buscar, será encabezado por 50 mujeres y familiares de Nicaragua, Honduras, El Salvador y Guatemala, quienes recorrerán Tabasco, Chiapas, Puebla, Tlaxcala, Distrito Federal y Oaxaca.