Boca del Río, Ver.- El proceso legal al que está sujeto el ex propietario del Club de Futbol Tiburones Rojos de Veracruz, Mohamed Samir Morales Álvarez, va a generar que salgan más denuncias en su contra, afirmó el diputado Federal y actual dueño de ese club, Fidel Kuri Grajales.

Dio a conocer que al menos por parte del club existe una denuncia interpuesta en contra de Morales Álvarez, esto por un adeudo cercano a un millón de dólares: “Hay una deuda de un millón de dólares que yo tuve que pagar y era de él”, detalló.

El diputado federal precisó que esta denuncia está fincada en el Ministerio Público de Boca del Río y el adeudo se tiene con el club de futbol Santa Fe.

Kuri Grajales indicó que tuvo que cubrir ese pago para que los Tiburones Rojos pudieran seguir jugando en torneos regulares.

Al mismo tiempo aseguró que si Morales Álvarez hace el pago correspondiente a un millón de dólares a sus arcas, en ese momento se desistiría de la denuncia.

“Nada más que pague lo que yo pagué, que ya está liquidado, es algo que se liquidó porque si no no podíamos seguir jugando, es una resolución que sacó la FIFA y el TAS que teníamos que pagar esa deuda de Mohamed Morales, nada más que le regrese el millón de dólares al club y por parte de un servidor no va a haber problemas”, expresó.

El diputado federal añadió que además hay algunos jugadores que tienen pagos pendientes, pero al momento no se sabe quién los debe cubrir, pues al él no se lo han requerido.

Kuri Grajales referente a la publicación de la revista Proceso, sobre que el equipo había sido un regalo político para él, afirmó se trata de difamaciones en su contra, pues este equipo tiene sus orígenes en Orizaba y todo lo relacionado con la compra y venta del mismo es legal.

“Yo creo que debe de investigar un poco más a fondo porque está aquí el equipo de Veracruz en el puerto”, sentenció.

Puntualizó que este equipo se quedó en el puerto gracias a un comodato por parte del gobierno estatal. 

Avc