Xalapa, Ver.- El Gobierno del Estado de Veracruz aún mantiene adeudo de 200 millones de pesos con los constructores, informó el presidente de la Cámara Mexicana de la Industria y la Transformación (CMIC) delegación Veracruz Centro, Rafael Fentanes Hernández.

Pero la federación también les adeuda 300 millones de pesos y esperan que las dos instancias se pongan al corriente con los pagos en enero 2016, ya que confían en la palabra empeñada del gobernador Javier Duarte de Ochoa.

Además dijo que ante estos retrasos han tomado sus propias precauciones por lo que dejaron de dar créditos a las autoridades tanto estatales como de la federación.

“Ya trabajarle al gobierno del estado es como la ruleta rusa, te puedes dar un balazo en un pie o en la cabeza, que sería peor”, dijo en entrevista efectuada la mañana de este miércoles 16 de diciembre.

A pesar de los contratiempos económicos de este sector empresarial han buscado estrategias para poder solventar las nóminas y las prestaciones de fin de año para no afectar los bolsillos de los trabajadores.

Pero para ello fue necesario contratar créditos, vender maquinaria, empeñaron vehículos para poder otorgar las prestaciones salariales de fin de año, “nosotros sí cumplimos”, respondió previo a la reunión mensual de Canacintra.

Dijo que se le advirtió a los constructores de CMIC del riesgo que corrían al trabajar con Gobierno de Javier Duarte de Ochoa, “algunos lo entendieron y otros decidieron correr los riesgos”.

CMIC Delegación Veracruz Centro, está integrado por 250 afiliados, pero aclaró que no les deben a todos porque muchos de ellos tomaron sus precauciones.

Y en cuanto a los Ayuntamientos, aseguró que estos han cumplido más que las autoridades estatales, aunque quienes contrataron con alcaldes, han sufrido pero no tanto como con Gobierno de Veracruz. 

AVC