Poza Rica, Ver.- La modificación a la Constitución Política del Estado para defender la vida desde la concepción, aprobada por legisladores veracruzanos en una primera vuelta de votaciones, es un albazo legislativo que atenta contra los derechos humanos de las mujeres y podría desencadenar más muertes maternas por prácticas de abortos clandestinos, consideró Alma Celia San Martín, integrante de la organización “Católicas por el Derecho a Decidir” y el Observatorio Nacional de Feminicidios.

Ante la iniciativa presentada el jueves 21 de enero por el gobernador Javier Duarte de Ochoa, y aprobada sin dictamen por el congreso, misma que modifica el artículo 4to de la constitución de Veracruz y añade el párrafo: “protección de la vida desde la concepción y hasta la muerte natural”, las organizaciones civiles y ciudadanas que trabajan en la defensa y promoción de los derechos humanos de las mujeres veracruzanas se movilizan para exigir que no se concrete su aprobación.

Este tipo de asociaciones activistas defensores de los derechos humanos de las mujeres recalcan que el Congreso de Veracruz debe tomar en cuenta que en 2008 la Suprema Corte de Justicia de la Nación resolvió que la despenalización del aborto en la Ciudad de México, medida jurídica idónea para salvaguardar los derechos de las mujeres (SCJN Sentencia Acción de Inconstitucionalidad 146/2007 y su acumulada 147/2007) al tener como contraparte la libertad de las mujeres para que decidan respecto de su cuerpo, de su salud física y mental e, incluso, respecto de su vida.

A consideración de Alma Celia San Martín, esta iniciativa aprobada representaría un retroceso en los avances que se han tenido en la defensa de los derechos humanos de las mujeres a quienes ahora se les pretende criminalizar y hostigar por la interrupción de su embarazo.

“Hay mujeres que han abortado a veces porque ellas no lo deciden, que no es un aborto provocado pero son criminalizadas, aunque digan lo que digan hay mujeres que están encarceladas por haber abortado”, destacó.

De igual forma subrayó que en caso de que se apruebe y dictamen dicha iniciativa también se violentaría la Norma Oficial Mexicana de Violencia familiar, sexual y contra las mujeres, conocida popularmente como la 046, que obliga al sector salud a proporcionar la píldora del “día siguiente” a mujeres víctimas de una violación sexual.

Señaló que ante el temor de ser castigadas con prisión se podría generar un incremento en el número de abortos clandestinos y muertes maternas, aunque  quienes tengan los recursos económicos necesarios se irán a la Ciudad de México en donde el aborto es permitido.

Enfatizó que la iniciativa aprobada en la primera vuelta por los legisladores veracruzanos no vela por los derechos humanos, sexuales y reproductivos de las mujeres veracruzanas y por el contrario provoca un clima de criminalización y hostigamiento a quienes deciden interrumpir su embarazo y a aquellas que han sido víctimas de violencia sexual.

Subrayó que esperan que no sea aprobada ni dictaminada y exhortó a las autoridades de cada municipio a no aprobarla para evitar la criminalización hacía las mujeres veracruzanas.

Avc