Xalapa, Ver.- Los secretarios generales de sindicatos magisteriales que encabezaron la manifestación del lunes, pactaron con Gobierno del Estado el freno de la reforma al artículo 98 de la Ley del Instituto de Pensiones del Estado (IPE) para cubrir la desaparición de la reserva técnica.

El integrantes del Movimiento de Apoyo a los Jubilados y Pensionados de Veracruz, Jorge Vázquez Guzmán, señaló que la lideresa del SETSE, Acela Servín Murrieta, y el secretario general del Sutsem, Ricardo Diz Herlindo, no buscan beneficios para el gremio magisterial.

“La marcha concurrida convocada por sindicatos chiquitos fue un teatro montado, hay dos consejeros del IPE, Ricardo Diz Herlindo y Canseco, ellos se hacen los ciegos y los sordos, ellos sabían de la reforma al artículo 98, donde el gobierno se quiere deslindar de su responsabilidad de seguir pagando jubilaciones y pensiones”.

Los que pactaron fueron los secretarios generales y miembros del Consejo Directivo del IPE  Manuel Arellano Méndez, de la sección 56 del SNTE; Acela Servín Murrieta, del Setse; Ricardo Diz Herlindo, del Sutsem; Enrique Cruz Canseco, del Sdtev; Enrique Levet Gorozpe, de Fesapauv; y Faustino García Fernández, del Stspev.

Dicho Consejo Directivo está integrado por 13 personas; siete representantes de gobierno estatal y seis representantes de las distintas organizaciones sindicales magisteriales, entre ellos, los que pactaron la desaparición de la reserva técnica.

A 24 horas de la marcha, reunión y pacto, Vázquez Guzmán relató que la reserva técnica del IPE superaba los dos mil millones de pesos, era “intocable” y ya fue utilizada porque los líderes sindicales lo permitieron.

“Todo mundo sabe que ha habido un mal manejo de los recursos del Instituto de Pensiones, que ha sido lo que lo ha llevado a la catástrofe actual, no toleramos que se diga que ya no existe la reserva técnica. Todo mundo sabe que ya desapareció”.

Además, en la conferencia, criticó la decisión del gobernador Javier Duarte de Ochoa en pretender resarcir el daño patrimonial mediante la entrega al IPE de los estadios Luis “Pirata” Fuente y “Beto” Ávila, mismas que tienen un valor catastral de tres mil millones de pesos.

“Pero no sirven de nada, el Pirata Fuente está dado en comodato al licenciado Fidel Kuri, dueño de Los Tiburones Rojos, al IPE no le reditúa en nada, el Beto Ávila tampoco es redituable, lo que queremos es el dinero. También queremos que el IPE sea manejado por un jubilado o pensionado honrado”.

El Movimiento de Apoyo a los Jubilados y Pensionados surgió el pasado 22 de diciembre ante la crisis financiera que presenta el IPE.  

Avc