Xalapa, Ver. El Colectivo por la Paz Xalapa prepara un informe que presentará al fiscal general Luis Ángel Bravo Contreras, pues el delegado de la SSP detenido por el caso Tierra Blanca, Marcos Conde Hernández, estaría detrás de la mayoría de desapariciones que acompañan los colectivos.

Sara González Rodríguez, integrante de esta organización señaló que en el caso de su hijo Ivanho Mass González, que hoy cumplió seis años de haber sido sustraído por la entonces policía intermunicipal Veracruz-Boca del Río, Conde Hernández pertenecía a la corporación.

Indicó que con la detención del delegado, el hombre con mayor jerarquía implicado en el caso de la desaparición de los cinco jóvenes, todas las madres tienen sus reservas con respecto al ex servidor público, pues en algunos de los municipios donde tenía el mando, hay casos que podrían estar vinculados.

La mujer recriminó que a pesar de haber disuelto a la corporación, Conde Hernández no haya sido despedido, sino por el contrario, elevado a un rango más alto.

“Era un simple gato, pero llegó –a la SSP- con poder, porque obviamente estaba o está bien protegido por alguien de más arriba, la prueba está que de simple gato llegó a ser delegado de la policía estatal”.

González Rodríguez dijo que Marcos Conde es un asesino que desapareció personas en cada sitio en el que fue asignado.

Aunque no destacó cuantos casos podrían ser, sostuvo que en la mayoría de los que llevan los colectivos hay vinculación.

Aseguró que existió complicidad entre los altos mandos de la Secretaría de Seguridad Pública y el ahora detenido, pues aunque había quejas incluso de alcaldes por la serie de desaparecidos y abusos de poder cometidos, el titular de la SSP Arturo Bermúdez Zurita solamente lo cambiaba de demarcación.

“Ningún oficial se puede mover por si solo a su antojo. Un jefe tuvo que haberlo desplazado de un lugar a otro para seguir delinquiendo”.