Coatzacoalcos, Ver.- El ayuntamiento de Minatitlán no ha cumplido con lo establecido en su propio reglamento de profilaxis vigente desde el mes de febrero del año en curso, pues las autoridades locales continúan exigiendo pruebas de VIH/SIDA a las personas que trabajan en bares, cantinas y antros de vicio en aquel municipio.

Así lo denunció una víctima de discriminación, quien por padecer el virus perdió su trabajo pese a que no laboraba como sexoservidor y aún con una recomendación de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) de por medio.

“Minatitlán hizo operativos la semana pasada exigiéndole a todas las personas que trabajan en este tipo de negocios su boleta correspondiente por los resultados de VIH, sigue siendo discriminatorio y siguen obligando al personal a realizarse esos estudios y en ningún momento se la ha notificado a los dueños de los establecimientos el nuevo reglamento”, manifestó.

En entrevista, esta persona lamentó que el gobierno de Minatitlán haga caso omiso y continúe violando un reglamento que fue modificado en su artículo 87, en el que se establece que las revisiones y pruebas de VIH únicamente son obligatorias para las trabajadores sexuales.

“Lo que pido es que se cumpla el nuevo reglamento que entró en vigor a partir del 18 de febrero del 2016 y se dejen de pedir pruebas de VIH para pedir un trabajo”, expresó.

La víctima confirmó que continuará con el proceso legal por medio de la vía contenciosa-administrativa para exigir la reparación del daño por violaciones a sus derechos humanos y laborales.

Además, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) dictaminará en breve la situación del caso al que se le dio entrada en días pasados, aunado a que la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) podría formular una recomendación a la CEDH por no vigilar el cumplimiento de otra.

Avc