Xalapa, Ver. Un pequeño grupo de maestros del Movimiento Magisterial y Popular Veracruzano se manifestó en la plaza Lerdo de esta capital, exigiendo a la autoridad que se aclare el homicidio del maestro Miguel Ángel Castillo Rojas, asesinado en Las Choapas.

Angélica Huesca, docente e integrante del MMPV señaló que no hay avances en la investigación y esa fue la mayor muestra de represión en contra del magisterio veracruzano, porque además no hay medidas cautelares para la familia, pese a que fueron solicitadas a la autoridad.

Tal situación, expresó, incrementa el temor que algo pueda pasarle a la maestra Rosario Rojas Aragón, que se manifestó a favor de Morena, y a su hijo Moisés Castillo Rojas, lesionado en el mismo ataque.

"Se ha pedido la intervención del estado, principalmente para que investigue los hechos y que se blinde la vida del compañero que está en riesgo".

Sostuvo que si bien desconocen las causas exactas del ataque, dijo que no es posible ahora señalar el móvil, pero insistió que la autoridad debe intervenir y dar justicia.

"No era un delincuente para que le hayan hecho esto, no merecía morir así", señaló.

Agregó que las acciones de los maestros disidentes no cesarán e hicieron un llamado a la población para que condene los hechos, con el que "ya se pasaron de la raya".

Refirió que la represión se manifiesta de diversas formas, como en la retención de los pagos.

"Esto reactiva la lucha magisterial. No van a callar la protesta del magisterio".