Xalapa, Ver.- Los 214 alumnos y alumnas del internado "Aquiles Serdán" localizado en el municipio de Perote fueron regresados hoy con sus familias, porque el espacio educativo se quedó sin alimentos desde la semana anterior, debido a que el gobierno de Veracruz faltó en depositar los recursos públicos desde noviembre del año pasado.

Los maestros y empleados administrativos del internado se manifestaron en la secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan) para exigir el recurso público, debido a que los niños que asisten al internado con edades de entre 6 y 12 años, requieren de alimentos.

La empleada del área administrativa del internado, Monserrat Ortiz Medina explicó "es un recurso que debería ser inmediato, porque son niños que vienen de Perote, y de Puebla, nosotros damos el servicio de desayuno, comida y cena, a familias disfuncionales, a madres solteras, más que nada de escasos recursos”.

En el internado, con una antigüedad de 55 años, se ofrecen talleres y estudios, pero desde noviembre no hay dinero y los niños no tienen que comer, por lo que se ha desajustado los menús, explicó.

Aclaró que los maestros y personal administrativo no han tenido ningún problema de retraso con su salario, porque el gobierno federal deposita de manera puntual.

Sin embargo, es el gobierno del estado, el que ha retenido el pago para el internado que asciende a 100 mil pesos mensuales, y es utilizado para la alimentación, pago de proveedores y servicios del internado, que recibe a niños de Puebla, Cardel, Veracruz, Xalapa y Perote.

“Tuvimos que regresar a los niños, porque no pudimos aguantar más esta situación, el almacén está completamente vacío. Si van al internado no hay arroz, frijoles, frutas, no hay nada para darles de comer”, expuso.

En el internado, de lunes a viernes los niños tienen actividad desde las 06:00 horas hasta las 18:00 horas, lapso en el que se les otorga el desayuno, comida y cena, para posteriormente asistir a sus habitaciones a dormir.

Finalmente informó que antes de asistir a Xalapa a realizar la manifestación, los maestros entregaron a los niños a sus familias, “los regresamos a sus casas, porque no tenemos que darles de comer, todo ahí es gratuito y es el gobierno federal el que se hace cargo”.

Avc