Xalapa, Ver.- Dada su postura de solidaridad con los maestros de Oaxaca, Chiapas, Tabasco, Guerrero, Michoacán y la Ciudad de México, maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) en Veracruz son intimidados económicamente para que no acudan a las marchas.

En la zona norte, centro y sur del estado, los maestros que solicitan permisos a la Sección 32 del SNTE, son objeto de un descuento por su inasistencia a clases, a diferencia de las faltas para participar en marchas organizadas por el sindicato.

“Cuando llama el equipo político a una de sus marchas te dan el día y puedes ir a acompañarlos, pero cuando nosotros decimos que vamos a una marcha con la CNTE al DF o algo que sea requerido, o tenemos que pedir permiso económico o nos descuentan el día, entonces, no hay equidad. Para los que se alinean no hay problema, pero los que no, los que preguntamos, los que no aceptamos fácil esto”, externó Olivia Sánchez, integrante de la CNTE Veracruz.

Un grupo de maestros integrantes de la CNTE Veracruz emitieron un posicionamiento referente a la situación que se suscita del magisterio en diversos puntos del país.

En el comunicado que dio lectura, anunciaron como primera acción la convocatoria para una asamblea informativa el próximo martes 14 de junio del presente a las 17 horas en la plaza Regina de la ciudad de Xalapa.<br />

“La actual jornada de lucha del paro magisterial de la CNTE ha presentado un repunte significativo que preocupa al estado represor por contar en esta ocasión con el respaldo de padres de familia, agrupaciones sociales como la SME, el STUNAM, las comunidades eclesiales de base, estudiantes y ciudadanía en general”.

La entrevistada leyó el posicionamiento donde también se menciona que en México se pretende instaurar un estado policíaco-militar criminalizando la protesta y lucha popular, tanto a los que de manera pacífica exigen sus derechos más elementales, como a los movimientos populares que tienen una trayectoria histórica en su lucha por la transformar democráticamente la estructura del estado.

En ese contexto exigen: el esclarecimiento del proceso de la detención de los profesores Francisco Villalobos Ricárdez y Rubén Núñez Ginez, así como de los demás luchadores sociales privados de su libertad anteriormente.

Que se garantice la seguridad física, psicológica y moral para los compañeros encarcelados; la desmilitarización de Chiapas, Tabasco, Guerrero, Oaxaca, Michoacán y la Ciudad de México; el cese al hostigamiento brutal de las bases magisteriales movilizadas; derecho a la libertad de tránsito, expresión y manifestación.

Además del cese a la represión contra padres de familia, normalistas y ciudadanos, y, principalmente, una real mesa de trabajo donde no le condicionen aceptar primero la reforma educativa para de allí, entablar acuerdos con el magisterio. 

Avc