Algunas dietas se ponen de moda y muchas personas con sobrepeso o deseos de lucir bien se someten a ellas sin consultar a un nutriólogo sobre si son buenas o malas, a pesar que 67 de cada cien mexicanos consideran que este tipo de regímenes alimenticios perjudican la salud.

Muy mala opinión tiene la mayor parte de la sociedad sobre las dietas del momento y que en ocasiones se ofrecen como maravillosas o “milagrosas”.

Una encuesta de Gabinete de Comunicación Estratégica (CGE) colocó a las dietas de moda bajo la lupa ciudadana y descubrió que sólo 24.5% de 600 personas consultadas telefónicamente por todo México contestó que confía en sus resultados.

Pero 66.9% señaló que este tipo de menús son malos para la salud. Esta idea incluye a 72 de cada cien mujeres consultadas y a 62 hombres; 4.9% de la gente no tiene idea de si este tipo de alimentación perjudica o ayuda, y el resto no respondió (3.7%).

El estudio de opinión dio un paso adelante al plantear a los mexicanos que hay dietas de moda para bajar de peso, considera que son efectivas o…

Los encuestadores mencionaron la dieta de tipo de sangre, que lleva a la gente a comer según esta variable hemática:

Sólo 13.1% de los entrevistados apuesta por esta alimentación, que considera efectiva, pero son más quienes no le confían al régimen sanguíneo (26.9%). Lo que queda claro es que no es tan popular, ya que 53% de la sociedad no tiene idea de su existencia. Los demás o no saben o no quisieron responder.

Para 9.3% la dieta de la luna, que lleva a sus fieles a ayunar y sólo tomar agua sin azúcares durante tres días, es efectiva. Pero esa idea es rechazada por 60.7% de los entrevistados, además que 22.1% no ha escuchado hablar de ella y mucho menos la ha seguido.

La dieta de la limonada, que consiste en beber sólo una brebaje especial al día y un laxante por las noches durante 10 días, es un fracaso o sirve poco, de acuerdo con 44.1% de los mexicanos, entre los que sólo 9.2% dice que es algo o muy eficiente.

En la que únicamente cree 2.1% de los mexicanos es en la dieta de la bola de algodón, que lleva a una persona a remojar bolas de ese material en jugo de naranja y después comerlas para no sentir hambre.

41.1% de la gente no cree que funcione o piensa que tiene pocos resultados, mientras que 52% no tiene idea de esta dieta.