Boca del Río, Ver. Personas detenidas y algunos heridos fue el saldo del partido de los Tiburones Rojos contra el América.

Antes del esperado partido, que fue pospuesto un día por las lluvias, las porras de ambos equipos tuvieron un enfrentamiento.

Cuando aún ni tan siquiera comenzaba la competencia deportiva a la que habían acudido, los aficionados comenzaron la batalla en la que tuvieron que intervenir elementos de seguridad pública.

Según algunas personas que estaban esperando ingresar al estadio de beisbol, varios de los inmiscuidos en la pelea tenían un evidente estado de ebriedad.

Algunos comenzaron a los golpes, sin que se conozca cómo fue originado el problema, mientras otros más lanzaban proyectiles contra las personas de la porra contraria.

Además, hubo presencia de fuego en la zona debido a la situación, pues fueron ellos mismos quienes encendieron objetos para aventarlos contra las personas que apoyaban al equipo rival.

Entre los aficionados, algunas personas se armaron de palos, piedras o bates, lo que tuvieran a la mano para poder golpear a los otros.

La Policía Naval y Estatal tuvo que intervenir en el sitio, deteniendo a varias de las personas quienes corrían por las calles aledañas al estadio Luis “Pirata” Fuente.

Ello no evitó que algunos sufrieran afectaciones con la trifulca, pues algunos mostraban sangre que escurría de las heridas provocadas en el enfrentamiento.

Avc