Miriam Posada García

En los últimos dos años y medio fueron robados 2 mil 217 tractocamiones de carga en los principales tramos carreteros del país, problema que ha significado pérdidas por 600 millones de pesos sólo en el primer semestre del año, informó la Cámara Nacional del Autotransporte Carga (Canacar).

El presidente de la Canacar, Rogelio Montemayor, y el director del organismo, José Refugio Muñoz, denunciaron que las autoridades de algunas entidades como el Estado de México se niegan a dar parte de los robos de unidades al Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), por lo que estos delitos no han sido contabilizados.

Detallaron que durante 2014 fueron robadas 568 unidades; en 2015 fueron 986, y en lo que va de 2016 se han reportado 663.

Los transportistas han logrado la recuperación de apenas 50 por ciento de los tractocamiones.

Ante la alta incidencia de este delito, las aseguradoras catalogaron esta actividad como de “alto riesgo” y duplicaron el valor de las pólizas, que ahora pueden llegar a 80 mil pesos. De esta manera, sus costos de operación pasaron de 2 a 4 por ciento del total.

Los robos de tractocamiones no ocurren en despoblado, sino en delegaciones como Azcapotzalco, Venustiano Carranza, Gustavo A Madero, Iztacalco e Iztapalapa. También en el Circuito Exterior Mexiquense tramo Huehuetoca, la avenida López Portillo-Tultitlán-Cuautitlán; en los tramos México-Puebla-Veracruz; México-Querétaro; Córdoba-Orizaba; Puebla-Orizaba; Texcoco-Lechería y Reynosa-Nuevo León.

Los dirigentes de la Canacar advirtieron que ya es “alarmante” el incremento de robos de unidades y carga, que en la mayoría de los casos consisten en productos que se pueden vender con facilidad como ropa, alimentos, medicamentos, zapatos o materiales para construcción.

Basados en cifras del SESNSP, las entidades de mayor riesgo para el transporte de carga son Puebla, Estado de México, Veracruz, Querétaro, Guanajuato, Jalisco, Michoacán, Tamaulipas, Ciudad de México y San Luis Potosí.

En Puebla este delito se incrementó 86 por ciento durante 2015 respecto a 2014, y en el primer semestre de 2016 muestra un alza de 75 por ciento. En Veracruz el robo creció 200 por ciento entre 2014 y 2015, mientras en el primer semestre de 2016 se incrementó 57 por ciento.

Con información de La Jornada http://www.jornada.unam.mx/2016/08/11/economia/021n2eco