Coatzacoalcos, Ver.- El vocero del Movimiento Migrante Mesoamericano (MMM), Rubén Figueroa, pidió un alto a la persecución y criminalización de indocumentados que pasan por la zona sur de la entidad.

Luego de las redadas que el Instituto Nacional de Migración (INM) ha realizado con apoyo de la Marina, el activista criticó esa clase de acciones debido a que el gobierno prefiere ocuparse en los ilegales en lugar de la seguridad que aqueja a municipios como Coatzacoalcos.

“Hoy en día puedes ver agentes de migración en cualquier punto de la ciudad o de la ruta migratoria para detención y deportación, pero no así para brindar seguridad a los migrantes. Creo que está más cuidada la ruta migratoria para la detención de migrantes que la propia ciudadanía, sobre todo en Coatzacoalcos que es una ciudad donde los crímenes y la violencia imperan”, expresó.

Figueroa lamentó la política migratoria del país a raíz de la puesta en marcha del Plan Frontera Sur.

Expuso que a pesar de los operativos del INM y las fuerzas de seguridad se han registrado secuestros masivos en el sureste mexicano, principalmente en el estado de Tabasco.

Apuntó que el uso del tren por parte de los migrantes ha disminuido hasta en un 75 por ciento.

“Los que toman rutas alternas es para tratar de evadir los operativos de migración, pero cuando usan rutas alternas ya está el crimen organizado ahí y empiezan a ser víctimas de secuestros y asesinatos”, anotó.

El vocero del MMM hizo un llamado a la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) a tomar cartas en el asunto por las vejaciones que continúan sufriendo los centroamericanos a su paso por esta región y, al mismo tiempo, demandó otra política a las autoridades gubernamentales.

Avc