Veracruz, Ver.- Rubén Figueroa del Movimiento de Migrantes Mesoamericano, hizo hincapié que derivado del Plan Frontera Sur se ha incrementado los casos de tráfico de personas, y la violencia.

Hizo hincapié en que México está haciendo el trabajo sucio de detener a los migrantes, prácticamente como un “muro” al sur del país.

"Recordemos que cuando detienen un autobús con personas, un tráiler, los migrantes son víctimas de tráfico (...), eso es un delito", señaló.

Comentó que la iniciativa viola los derechos de los migrantes, lo cual ha sido denunciado por la Comisión de Derechos Humanos, pues hasta personas de Chiapas han sido confundidos con centroamericanos y son deportados a otros países.

“En toda la zona sur ha habido detenciones violentas, golpes, insultos. Actualmente no hay tendencia a mejorar, se ha seguido denunciando para que se hagan respetar los derechos humanos”, agregó.

Concluyó que antes del Plan Frontera Sur un indocumentado pagaba seis mil dólares por ser trasladado, ahora son entre nueve y 10 mil dólares lo cual puede cobrar un “pollero”.