Xalapa, Ver.- En México, más de un millón de estudiantes de educación básica y media superior abandonan las aulas cada año, debido a que el modelo educativo incumple con su deber de enseñanza, por causas económicas, y ante la falta de inclusión, pero lo “peor” es que estos menores de edad se pierden del sistema social y se vuelven a ver con el paso del tiempo cuando la justicia penal los detecta, informó el profesor - investigador de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO) Lorenzo Gómez Morín Fuentes.

El investigador acudió al Instituto de Investigaciones Histórico - Sociales (IIHS) de la Universidad Veracruzana (UV) para participar en el foro “Modelo Educativo 2016”, en donde señaló que las escuelas en México tienen condiciones “muy malas”, pues algunas ni siquiera cuentan con maestros.

“Tenemos niños que abandonan la escuela primaria, secundaria y hasta la educación media superior. Los datos no son menores; Sí nosotros medimos y seguimos, el abandono escolar en primaria, secundaria y educación media superior, al año, el sistema expulsa a más de un millón de menores de edad, abandonan la escuela, o la escuela los abandona”, expuso.

El ex subsecretario de Educación Básica de la Secretaría de Educación Pública (SEP) en el año 2001, lamentó que no existe en México un sistema que detecte a estos niños expulsados del sistema, para regresarlos a las aulas y puedan continuar su educación.

“Y lo peor del caso es que estos niños, porque son menores de 18 años, se pierden del sistema social de este país, porque no hay una red que los detecte, una vez que salen de la escuela, no hay nada, no los cacha ninguna red”, indicó.

De acuerdo con investigaciones, se conoce que la gran mayoría de estos niños y niñas que dejaron inconclusa su educación, en la adolescencia o edad adulta se vuelve a saber de ellos porque se sumaron a las filas de la delincuencia, expresó Gómez Morín Fuentes.

“¿Saben cuál es la única red que los cacha? Que vuelve a detectarlos al paso del tiempo, la red de justicia penal, los volvemos a encontrar cuando los matan o cuando entran a la cárcel por cometer un delito…(SIC)… Este es uno de los temas o elementos de mayor preocupación de esta guerra civil que estamos viviendo, porque estos son los soldados de una guerra civil”, dijo.

El investigador expresó que las autoridades en el discurso muestran “su preocupación” por el abandono de las aulas, sin embargo no hay un propósito o plan educativo que lo detenga, porque los años corren y el problema sigue en México.

“Nos dicen: Ay si dime algo de abandono, y entonces vamos a atacar el abandono escolar, pero no hay absolutamente nada que lo detenga. Creo que una de las propuestas particulares es que no puedes darle trato igual a quienes son desiguales, eso es claro, es un principio de acción, no puedes tratar igual a quienes son desiguales”, expuso.

Detalló que el modelo educativo, si bien tiene cuestiones generales y pretende incluir a todos los menores de edad en un mismo salón con diferentes necesidades, como es el caso de niños con discapacidad, no es el ideal para otorgar la enseñanza.

“Hay diferentes intensidades en tiempos, condiciones y naturaleza de las escuelas, porque hay escuelas muy buenas y pueden seguir mejorando, pero hay escuelas muy malas que tienen que cubrir necesidades y condiciones mínimas para que pasen a tener un desempeño regular con el paso del tiempo”, refirió.

Finalmente Gómez Morín Fuentes expresó que el problema educativo en México es que se necesita un sistema que atienda la diversidad y que su característica no sea la exclusión de los estudiantes.

“Porque luego lo que dicen es que, él que se sale del promedio no existe en el sistema y esa es una de las más grandes omisiones que tiene el modelo y una deuda muy grande con nuestros niños y niñas indígenas”, finalizó.

Avc