Xalapa, Ver. Por tercera ocasión, en la exhumación realizada por la dirección de Servicios Periciales de la Fiscalía General del Estado, en la fosa común del panteón Palo Verde, las autoridades no encontraron los restos de Gemma Mavil Hernández, secuestrada en mayo del año 2011.

El viernes pasado 02 de septiembre desde las 06:00 horas comenzó la tercera exhumación, con el propósito de que FGE entregué a Gemma Mavil, debido a que su padre el contador público, Pedro Mavil y familia puedan darle "cristiana sepultura".

La primera exhumación realizada por la FGE fue en junio del presente año, la segunda en julio y la tercera este pasado viernes, en septiembre.

Gemma Mavil fue secuestrada el 03 de mayo del 2011, desde entonces su familia se unió a otros padres, madres, tíos, hermanos, que han buscado por diferentes partes de Veracruz y el territorio nacional a sus desaparecidos.

Los años transcurrieron sin que supieran de su paradero, hasta que la administración de la FGE a cargo de Luis Ángel Bravo Contreras, a partir del año 2014 informó a su padre, que el cuerpo de Gemma Mavil, fue depositado en la fosa común, por Servicios Periciales en octubre del 2011, pero no se le había podido informar.

En las dos exhumaciones anteriores, Don Pedro y su familia han presenciado como los empleados de la dirección de Servicios Periciales sacan los cadáveres enterrados en el panteón Palo Verde, a fin de encontrar a su hija.

Cuando la Fiscalía General del Estado admitió que en la dirección de Periciales estaba Gemma, el titular, Luis Ángel Bravo Contreras le dijo a don Pedro: “si tenemos que voltear el panteón, lo volteamos, pero vamos a encontrar a Gemma”.

Esta búsqueda por Gemma, en la que otras familias se unieron a Don Pedro, evidenció que en la fosa común del panteón Palo Verde, fueron depositados 192 cuerpos sin cumplir con los protocolos de inhumación.

Por su parte el ayuntamiento local informó que desde hace 20 años, se vendieron terrenos de la fosa común del cementerio municipal de Palo Verde a particulares, lo cual generó que se inhumaran restos de los que no se tiene conocimiento.

“El problema es que hace años se dieron en venta el espacio de fosa común a personas que hicieron estos acuerdos que hoy representan una irregularidad, lo estamos atendiendo y lo vamos a ordenar para que estas historias no se vuelvan a contar en Xalapa”, declaró el presidente municipal.

En tanto que la Fiscalía General del Estado envió un comunicado oficial en el que asegura que actualmente se cumple con todos los protocolos de inhumación de personas en calidad de desconocidas, como la toma de muestras biológicas de genética, registro de huellas dactilares, así como características de sexo, e información de la Carpeta de Investigación o Investigación Ministerial, entre otras cosas.

Esta sistematización se empezó a realizar desde febrero de 2014, fecha en que toma protesta el entonces procurador, hoy Fiscal General, Luis Ángel Bravo Contreras, a partir de un reconocimiento de irregularidades existentes previas a esta fecha y que el mismo funcionario ha reconocido de forma 

Avc