El titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Aurelio Nuño Mayer, aseveró que la dependencia a su cargo ha iniciado un proceso administrativo con el fin de cesar de sus funciones a mil 905 profesores de Oaxaca, Chiapas, Michoacán y Guerrero, quienes, como parte del paro general de labores del magisterio disidente, se ausentaron de las aulas cuatro días continuos en el actual ciclo escolar, que inició el 22 de agosto.

En un comunicado, la dependencia indicó que los reportes fueron emitidos por las autoridades educativas de las entidades mencionadas. En ese contexto, la SEP hizo un llamado a que la información respectiva se apegue estrictamente a la ley, porque de lo contrario se dará vista a los órganos internos de control y a la Auditoría Superior de la Federación.

Se precisa asimismo que se esperan los reportes actualizados de las entidades federativas para determinar si hay más maestros en en una situación similar.

En entrevista tras su participación en un nuevo foro de consulta del modelo educativo, ayer en la sede de la SEP, Nuño Mayer también aseguró que en vísperas de que la sección 22 en Oaxaca regrese a clases (este miércoles), desde ayer ya funcionaba 90 por ciento de las escuelas.

Reiteró que el gobierno federal está abierto al diálogo con la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), siempre y cuando sea dentro del marco de la ley y sin incluir el tema de la abrogación de la reforma educativa, que es un tópico ‘‘que no vamos a discutir en las mesas’’.

Como parte de su estrategia contra la reforma educativa, la CNTE emprendió una serie de acciones desde hace varios meses, cuya manifestación central fue un paro general de labores que se inició desde el pasado 15 de mayo.

Al respecto, Nuño reiteró que en caso de que el paro se levante, el gobierno federal valorará la posibilidad de restablecer las mesas de diálogo con la disidencia magisterial, en las cuales se atenderían ‘‘temas administrativos y diversas incidencias locales que existen, así como tener abierta la puerta, si ellos lo desean, para que puedan participar en estas discusiones del modelo educativo y de la política pública’’.

Esos foros, agregó el funcionario, son el espacio en que se construye, con la participación de diversos grupos, el mejoramiento de la reforma educativa. ‘‘Y también invitamos con mucho gusto a la coordinadora’’.

Nuño Mayer aseveró que la reforma avanza en todo el país, aunque reconoció que en Oaxaca, Chiapas, Guerrero y Michoacán no lo hace como las autoridades educativas quisieran. Señaló que en el resto de los estados la reforma impulsada por el gobierno federal se ha aplicado conforme a lo establecido.

En los casos de las cuatro entidades donde se han presentado obstáculos –que son los que tienen gran representación del magisterio disidente agrupado en la CNTE–, el secretario indicó que pese a ello, se han dado procesos de evaluación tanto de desempeño como para el ingreso de docentes al sistema.

Previamente, durante el foro, Nuño Mayer subrayó que la consulta del modelo educativo, que es un mandato de la reforma, avanza en todo el país. Y en esto han participado autoridades locales y federales, padres de familia, maestros, la iniciativa privada, expertos y organizaciones de la sociedad civil, entre otros.

http://www.jornada.unam.mx/2016/09/07/politica/004n1pol