La defensa de las universidades públicas y la labor de los docentes en favor de la juventud fueron los temas centrales durante la ceremonia en la que la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) entregó dos de sus distinciones más importantes a 26 docentes.

Ayer, en un acto presidido por el rector Enrique Graue Wiechers, en el teatro Juan Ruiz de Alarcón del Centro Cultural Universitario, la casa de estudios condecoró con el Premio Universidad Nacional a 17 académicos de carreras destacada, y el reconocimiento Distinción Universidad Nacional para Jóvenes Académicos a nueve profesores e investigadores que han sobresalido por la calidad, la trascendencia y lo promisorio de sus trabajos.

Al hablar a nombre de los jóvenes universitarios galardonados, Ana Isabel Moreno Calles enfatizó que las universidades públicas están siendo amenazadas con elevados recortes presupuestarios, por lo que a sus docentes corresponde defenderlas.

La UNAM, subrayó, junto con las demás universidades públicas, son un espacio de esperanza para enfrentar los retos de pobreza, violencia e inseguridad, amenazas ambientales y desigualdad que tiene el país. Por ello, exhortó a sus pares a cerrar filas en su defensa ante el planteamiento del gobierno federal, que en su proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación 2017 propone una disminución presupuestal importante para las casas de estudios.

En el proyecto de presupuesto para el siguiente ejercicio fiscal, enviado por el Ejecutivo federal a la Cámara de Diputados y que en este mes debe ser aprobado, no hay un recorte para la UNAM, pero en el resto de las instituciones públicas de educación superior estatales, e incluso federales, como el Instituto Politécnico Nacional y la Universidad Autónoma Metropolitana, los recortes van de 3 a 9 por ciento.

Cada peso, minuto y esfuerzo que se invierte en la educación, investigación, difusión y vinculación es una oportunidad de cambio social que puede hacer la diferencia en la vida de un ser humano, un país o un planeta. Los exhorto a mantener este gran esfuerzo colectivo y proyecto social que es la UNAM, enfatizó Moreno Calles.

Al tomar la palabra en representación de las autoridades universitarias, la coordinadora de Difusión Cultural, María Teresa Duarte Castañeda, aseveró que ante el panorama complejo que los jóvenes enfrentan hoy, se requiere que con creatividad los docentes e investigadores contribuyan a dar opciones a las nuevas generaciones.

En estos días está en juego el futuro de los jóvenes que formamos. Hoy como nunca su inteligencia y creatividad tienen que entrar en juego. Tenemos que continuar imaginando nuevas opciones para las carreras que se enseñan o que deben enseñarse. Estamos obligados a seguir en la búsqueda, con creatividad e inteligencia, de aquellas opciones que debemos brindar a las nuevas generaciones, sin olvidar que la cultura es parte integral de la vida académica.

A los galardonados les recordó que son herederos de miembros de El Colegio Nacional, de recipiendarios de premios nacionales e internacionales. Eso es nuestra casa: una cadena que tiene más de cien años de entregar a los alumnos el fruto de las investigaciones punteras en todas las áreas. Eso se reproduce en cada rincón de la universidad y la ha enriquecido y marcado de forma indeleble.

En representación de los universitarios condecorados con el Premio Universidad Nacional, Eduardo Chávez Silva afirmó que este reconocimiento los compromete más a seguir trabajando para dar soluciones a los problemas que enfrenta el mundo, así como a atender las incertidumbres que confrontan los jóvenes.

http://www.jornada.unam.mx/2016/11/08/sociedad/036n1soc