Xalapa, Ver.- Solo cuatro maestros del Movimiento Magisterial Veracruzano (MMV) fueron “notificados” vía correo electrónico que serían evaluados este fin se semana, por lo que optaron por buscar mecanismos legales para revertir la obligación de ser sometidos al examen, y evitar manifestarse.

 

Lo anterior, se acordó en la asamblea nacional del MMV-CNTE, afirmó el diputado local Zenyazen Roberto Escobar García, quien rechazó que se hayan sentido intimidades por el anuncio del gobernador Miguel Ángel Yunes, quien afirmó que se hará valer el Estado de Derecho y no permitirían manifestaciones que afecten a terceros.

 

Cuestionado por la nula participación de integrantes del movimiento en los exámenes de evaluación de este fin de semana, descartó que sea por miedo a ser desalojados.

 

Celebró que no se diera la presencia de elementos de seguridad pública, “no es miedo, solo estamos llevando los causes legales y reiterar que estamos trabajando en la iniciativa ciudadana para modificar la ley General del servicio Profesional Docente”.

 

Explicó que el proyecto lo llevarán a la Cámara Federal con el objetivo de mantener la evaluación pero no permitir que los maestros, que no la pasen, sean despedidos o pierdan la plaza base.

 

Afirmó que nunca han tenido miedo a la represión y comentó que tanto en la ciudad de México como en el Veracruz los han golpeado, por lo que mantendrán las movilizaciones cuando sea necesario.

 

“Nos hemos manifestado aquí en Veracruz, nos hemos manifestado en el Distrito Federal y nos han tocado la misma bola de golpes, no hay miedo. Nosotros nos seguiremos manifestando cuando se requiera y sea necesario”.

[relativa1]

 

Recordó que él se manifestó en la toma de protesta de Miguel Ángel Yunes, contra el secretario de Educación Aurelio Nuño, con una pancarta en la que exigían la eliminación de la evaluación nacional.

Finalmente confirmó que vía telefónica lo han amenazado exigiéndole que cese en sus manifestaciones, “ha sido reiterado desde hace tres años, lo clásico, te hablan y te dicen: ¡bájale de huevo o te va a llevar la chingada!”.

 

[relativa2]

 

Descartó haber presentado denuncias pues no cree en las autoridades encargadas de la impartición y procuración de justicia, por el nulo trabajo en las investigaciones que se inician por agresiones a activistas sociales.