En medio de la declaración de Emergencia Financiera de Veracruz, hecha por el gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares, el Colectivo en Defensa de la Universidad Veracruzana (UV) se pronunció porque la actual administración no reduzca el presupuesto para el ejercicio 2017 y cumpla el compromiso de campaña de otorgar la autonomía financiera a la casa de estudios.

En conferencia de prensa en un conocido café de la ciudad, los integrantes del colectivo Mayra Ledesma, Alejandro Saldaña, Rocío Córdova, Zaira Domínguez, coincidieron en exhortar al Congreso de Veracruz para que modifique el proyecto de presupuestos 2017, propuesto por el ex gobernador interino Flavino Ríos Alvarado, en donde estableció un recorte  presupuestal del 17 por ciento para la casa de estudios.

[relativa1]

“No podemos permitir que la universidad de los veracruzanos siga siendo golpeada a través del estrangulamiento”, dijeron en su posicionamiento.

En el recuento realizado por el Colectivo en Defensa de la UV dijo que en un escenario en donde la casa de estudios enfrenta deudas por 250 millones de pesos de la administración de Javier Duarte, y un recorte de  250 millones de pesos para el ejercicio 2016, más la proyección de una reducción más para 2017, la casa de estudios no tiene nada que celebrar a 20 años de que le fue otorgada la autonomía universitaria, que le permite elegir a sus autoridades.

[relativa2]

Durante el posicionamiento, Alejandro Saldaña puso a la vista un documento firmado por Yunes Linares durante una mesa de discusión realizada en el periodo de campañas, en donde se comprometió a garantizar la autonomía financiera a partir de la asignación del 4 por ciento del presupuesto del estado.

Los académicos reconocieron el complicado escenario financiero por el que atraviesa la entidad, descrito por Yunes Linares en un mensaje difundido a través de la televisora estatal, y consideraron que por esa misma situación es pertinente que los sectores que han sido agraviados por las administraciones anteriores, salgan a hacer sus posicionamientos.

Pidieron al gobierno federal no desentenderse de la situación financiera estatal, ya que son corresponsables de lo que aquí ocurre, “por omisión, desconocimiento, o por complicidad”.

[relativa3]

“Veracruz no puede ser rehén de una disputa política”, señalaron.

En una actitud autocrítica, el Colectivo en Defensa de la Universidad Veracruzana (UV) dijo que a la par, la casa de estudios debe hacer una revisión de los aviadores que hay en su interior, y emprender una transformación administrativa, que permita reducir la duplicidad de funciones, y hacer más eficiente la vida universitaria.